El alcalde, Ángel Mariscal, ha comparecido en el Pleno, tal y como se comprometió tras la aprobación por todos los grupos políticos en una moción presentada por el grupo Ciudadanos, en la que solicitaba que el alcalde diera cuenta del seguimiento de las mociones presentadas por los grupos municipales, que a lo largo de sus 2 años de mandato, han sido 115 de las que han sido aprobadas el 84%.

Mariscal lamenta que muchas de las 115 mociones presentadas en los Plenos no tengan nada que ver con la gestión municipal
Todas las mociones se han tramitado y están en ejecución y las que no, es por limitaciones legales y contractuales o por falta de medios o tiempo

De las mociones presentadas, el 35% corresponde a las presentadas por el Grupo Municipal de Izquierda Unida; el 34% al Grupo Socialista; 22% de Ciudadanos y 9% del Grupo Popular. Mariscal ha dicho que todas se han tramitado y, por tanto, están en ejecución y las que no, es por las limitaciones legales y contractuales o falta de medios, presupuesto o tiempo. Si entrar en algunas en las que el pleno insta a otras administraciones o invaden competencias que corresponden a otros órganos municipales como son la Junta de Gobierno Local o la Alcaldía.

Ángel Mariscal ha informado de que un 58,5% de media de los Plenos municipales se dedica a la parte de control y fiscalización de la gestión de los Órganos Municipales de Gobierno, tiempo que se incrementaría hasta el 74% si se tienen en cuenta las comparecencias de los concejales del equipo de Gobierno. El alcalde ha lamentado que muchas de esas mociones sean declarativas, con una alta carga ideológica, que se lanzan contra otras instituciones y que nada tiene que ver con la gestión municipal. Ninguna de las mociones aprobadas tenía expediente administrativo, versan sobre temas que no son competencia del Pleno o del Ayuntamiento o no tienen en cuenta las limitaciones legales y contractuales por lo que son inasumibles o incumplibles.

En cuanto al número de preguntas presentadas por los grupos de la oposición han sido 153; de las que 59 son del Grupo Socialista; 52 de Izquierda Unida y 42 de Ciudadanos. Los ruegos ascienden a 383; situándose en primer lugar el Grupo Municipal Socialista con 148 ruegos; IU ha presentado 140 y Ciudadanos 94.
El número de peticiones de documentación de los grupos de la oposición ha sido de 305, de las que se ha resuelto el 90%, correspondiendo 189 a peticiones de Izquierda Unida; 69 al PSOE y el resto a Ciudadanos.

Valoración del Alcalde
Para Mariscal, lo que puede ser la anécdota del Pleno, es que la portavoz socialista fuera la única edil que no se enteró de que la comparecencia se refería a las mociones y no a toda la legislatura, “es una señal de que Del Moral está fuera de onda y todo pasa por no querer dedicarse a liderar la oposición como siempre ha sido norma en esta casa, que el portavoz se dedique plenamente al Ayuntamiento y no, como hace ahora el grupo socialista que reparte su liberación como un botín. Eso le resta toda la credibilidad a que ella sea una alternativa seria al actual equipo de Gobierno, consolidado, experimentado y que ha hecho todos los deberes en un tiempo record”. En política no se puede nadar y guardar la ropa, o estás o no está a tiempo parcial, ella quiere mantener su puesto en la administración y tener un complemento.

“Me sentí muy a gusto durante toda la comparecencia e incluso preferí responder a todos los grupos políticos de manera individual, tan solo tenía una estadística con las mociones presentadas y aprobadas. No me sorprendió que la única que perdiera los papeles fuera la portavoz socialista, pues lo hace con frecuencia, tanto con sus gestos como empleando palabras chabacanas. Como siempre, también se dedicó a interrumpir a Ciudadanos” ha dicho Mariscal.

Respecto a la posibilidad de una moción de censura, “parece que les resulta más fácil y cómodo pedirnos que las cosas las hagamos nosotros a que ellos asuman la responsabilidad, bien como grupos de la oposición o mediante una moción de censura. Posibilidad que veo muy lejana, dada la disgregación del grupo socialista y la incompatibilidad entre Izquierda Unida y Ciudadanos, algo que ya intentó Juan Ávila con ayudas externas y que si no pudo ser entonces, ahora menos al estar el grupo socialista descabezado, revuelto y falto de líderes que quieran asumir esa tarea tan grande en esta fase tan crítica de la legislatura en la que tenemos que cerrar importantes acuerdos. Tampoco veo al PSOE de Cuenca por esa labor, por muy incómodo que yo les sea, sería una temeridad plantear una moción de censura en las condiciones que está el grupo, a tres bandas y a esta altura de la legislatura donde además estamos recogiendo los frutos de la gestión. Me han llamado muchos trabajadores municipales y algunos empresarios alarmados por las declaraciones de la portavoz socialista sobre la posibilidad de una moción. Para el PSOE sería un harakiri político y tomaría a Cuenca como rehén”, ha manifestado y ha añadido que las descalificaciones y análisis catastrofistas de la oposición no se apoyan en datos objetivos y cifras reales, “son ni chicha, ni limonada” y los ciudadanos están hartos de de titulares y descalificaciones.
“Estoy muy contento con mi equipo, no hay nadie que les puede reemplazar, y con los apoyos institucionales de la Diputación, de los grupos parlamentarios regionales y del Congreso del Partido Popular y, por supuesto, con nuestros ministros y el Gobierno de España al completo, Cuenca va a salir adelante como nunca” ha asegurado el alcalde.