Mariscal desmiente a Cs Cuenca y niega un cambio de postura sobre los ascensores del Casco Antiguo
Ángel Mariscal: “Es mi obligación escuchar todas propuestas sobre la accesibilidad al Casco Antiguo por descabelladas que parezcan”

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal ha desmentido las afirmaciones del Grupo Ciudadanos en las que le atribuyen un cambio de postura sobre los ascensores del Casco Antiguo y el “abandono del proyecto de túnel”.

“Es mi obligación, como alcalde de la ciudad y presidente del Consorcio de la Ciudad de Cuenca, escuchar todas las propuestas sobre accesibilidad al Casco Antiguo o sobre cualquier asunto de interés municipal”, ha manifestado.

Sobre los ascensores, Mariscal ha dicho que “he recibido al presidente García Page, a Martínez Guijarro y a todo los profesionales y colectivos que se han acercado al Ayuntamiento y al Consorcio a plantear sus propuestas por descabelladas o imposibles que parezcan”.

En noviembre de 2015, vinieron a la alcaldía Page y Guijarro con un “ascensor autoportante” en el Puente de San Pablo y sobre el río Huécar. En octubre del año 2017, fueron los arquitectos de Cuenca [IN] con su propuesta de un parking subterráneo en el parque del Huécar y 4 ascensores a lo largo de la Hoz por 11 millones de euros. Y hubo otra más ese año, de un equipo multidisciplinar de arquitectos, topógrafos y geólogos que presentaron un túnel-aparcamiento con diferentes salidas a lo largo del Casco Antiguo y que fue presentada con un vídeo.

El primer edil ha recordado que antes de todas éstas ideas, en los años 2006-2007, el arquitecto Manuel de las Casas planteaba una solución que combinaba un túnel y un ascensor  bajo las Casas Colgadas con salida a la Plaza de Ronda.

Mariscal ha aclarado que nunca se ha posicionado a favor o en contra de ningún proyecto, si ha hablado de dificultades, de ausencia de documentos y compromisos fehacientes, pero que no se le puede asignar ser partidario de uno u otro, como    interesadamente hacen los concejales de Ciudadanos.

“He escuchado, mostrado las propuestas, he promovido el debate y he dicho que deben ponerse de acuerdo los técnicos y que la propuesta debe conseguir todos los estudios, informes y permisos necesarios”. Y ha añadido que está tan convencido de que hay que solucionar las dificultades de accesibilidad del Casco, que por eso he solicitado financiación externa, al no poder afrontarla el Ayuntamiento ni el Consorcio con las bases que ha hecho la Junta de Comunidades y que, por sus exigencias y limitaciones, ponen muy difíciles las cosas para que los conquenses ilusionados con los ascensores puedan ver colmadas sus expectativas”.

Respecto al grupo Ciudadanos, parece que sus concejales han desenterrado el hacha de guerra de la malas artes en política y se van a dedicar hasta el final de legislatura a los “dimes y diretes” y cuando no, a las mentiras contra el Partido Popular, sin que aporten nada de valor a Cuenca.