Manuel Perera sale a hombros de Almonacid en la segunda semifinal de Guadalajara busca torero
El novillero cortó tres orejas, dos a su primero en el que el público pidió el rabo en una gran actuación, y una en el segundo. Acartelado con él, toreó también Marcos del Rincón, que cortó una oreja a su primero y escuchó silencio en el segundo.

La Plaza de Toros de Almonacid, precisamente el día en que cumplía 32 años, puesto que fue inaugurada el día 11 de septiembre de 1986, acogió ayer la segunda semifinal del certamen Guadalajara Busca Torero. Presidió el festejo la alcaldesa de Almonacid de Zorita, Elena Gordon, contando como asesor taurino con Pedro Antonio Cañadillas.

Ante cuatro erales de la ganadería de Sandra Sopeña,  los novilleros Marcos del Rincón, madrileño, de la Escuela José Cubero, Yiyo, y el pacense, de Villanueva de Fresno, Manuel Perera, proveniente de la Escuela Taurina de Badajoz competieron por ganarse un puesto en la final. Se celebrará en Yunquera de Henares el próximo martes, día 18 de septiembre, y será cuando terminen todas las semifinales –se disputan cuatro- cuando el jurado haga público su veredicto y elija a los espadas finalistas que competirán por ser el mejor este año.

Después del paseíllo inicial, que comenzaba pasadas las seis de la tarde, el madrileño brilló a rachas en su  primero. El novillo se dejó hacer, mostrando nobleza durante la lidia. Del Rincón estructuró bien su faena y logró varias series de muletazos largos y profundos por ambos pitones. VER UN MOMENTO DE LA FAENA. Aun teniendo poca experiencia todavía, delante de su primer eral supo cuajar su actuación.  Dos pinchazos feos antes de la estocada buena le dejaron con la miel en los labios, y sólo una oreja. “Ha sido un novillo importante. Ha tenido unas condiciones con las que me he sentido a gusto. Me ha permitido expresar lo que llevo dentro y lo que quiero ser”, decía nada más terminar su vuelta al ruedo. El chaval estaba especialmente satisfecho con su faena sobre la mano izquierda: “Los toros pasan más cerca, la muleta está al natural, y se siente mejor el toreo”, terminaba. VER MARCOS DEL RINCON.

Su segundo fue un novillo brusco y complicado, que dejó al descubierto lo que le falta aún por aprender a Del Rincón. Quiso y le puso ganas, pero no pudo. Con la espada estuvo mal, y escuchó silenció al final de su actuación. VER UN MOMENTO DE SU ACTUACIÓN.

Manuel Perera resultó el gran triunfador de la tarde. A su primero le hizo una faena importante, a la altura de la nobleza del eral. Lo recibió de rodillas con el capote, llevándose un buen revolcón, del que se rehízo valientemente. Destacó su entrega con la muleta, y especialmente varias series con la mano derecha toreando despacio. Puso la rúbrica a su gran faena con un espadazo incontestable. “Ha sido un novillo excelente, que me ha dejado expresarme, porque torear es la mejor forma que tengo de hacerlo”, decía al terminar. A Perera le gustaron sobre todo sus primeras tandas por el pitón derecho. VER UN MOMENTO DE LA FAENA. Se llevó las dos orejas, con petición de rabo, que concedió la presidenta del festejo. MANUEL PERERA DESPUES DE LIDIAR AL PRIMERO En la vuelta al ruedo, se puso el pañuelo de fiestas de Almonacid de Zorita, en un bonito gesto del chaval.

Su segundo fue un novillo brusco, complicado, mucho más grande que sus hermanos, que tenía más sentido y menos movilidad. Pero  el pacense tenía su tarde y no se amilanó. Hizo las cosas bien con la muleta, pero falló a espadas, necesitando de dos pinchazos y una media, con descabello, para acabar con su enemigo. Público primero y presidencia después reconocieron su entrega. Elena Gordon le concedió una oreja. VER UN MOMENTO DE LA FAENA

El festejo terminó con  Manuel Perera saliendo a hombros de la plaza de Almonacid. VER SALIDA A HOMBROS. “Este segundo novillo ha sido más complicado que el primero, pero creo que lo he puesto todo de mi parte”, decía. Sobre la espada, y sus fallos, opinó que “son cosas que pasan y que hay que corregir con el carretón”.  Lo mejor de su faena fue que, según el propio protagonista, “por momentos, le he podido al animal, aunque haya soltado más la cara que el primero”, terminaba, confiado de poder pasar a la final del certamen, “para ganarlo”. VER MANUEL PERERA.