A partir de las 20 horas de la tarde, la charanga La Pícara comenzaba a animar a los seteros de todas las edades por las calles de Quer. Música por las calles para iniciar una celebración que en la villa setera tiene gran calado.

Los músicos animaron a unirse a la fiesta a niños y mayores, acompañando la procesión de la seta, que la peña Los Seteros había construido en estos días para quemarla en la hoguera de San Juan, y ahuyentar así los malos SanJuan2016espíritus del pueblo, en la noche más corta del año.

A partir de las ocho de la tarde, y en el local social de la Plaza Mayor, comenzaban las dos actuaciones, esta vez protagonizadas por los mismos vecinos de Quer. En primer lugar, fueron las chicas de la Escuela de Baile que promueve el Ayuntamiento quienes actuaron delante de sus vecinos. Las siete bailarinas, acompañadas de su profesora, Virginia Sánchez, bailaron cuatro canciones mostrando lo mucho que han trabajado a lo largo del año.

A continuación, el grupo de teatro aficionado que impulsa la Asociación de Mujeres de Quer, interpretó la obra La Noche de San Juan, en la que participaron diecisiete seteros y seteras de todas las edades, dirigidos por Laura Arcos.

A partir de las diez y media de la noche,  voluntarios de la comisión de festejos encendieron las ascuas para compartir la tradicional sardinada de la noche de San Juan. A las once y media se encendía la hoguera. Fue el momento en el que los niños depositaron la seta sobre el fuego para desear lo mejor a sus paisanos. Fueron muchos los que tiraron al fuego sus deseos escritos, para que se cumplan.

Y, por último, Juan Carlos Simoes se encargó de pronunciar el conjuro y hacer la queimada con la que los seteros brindaron después por la llegada del verano. Cuando aún las llamas estaban altas, fueron muchos los seteros, empezando por los más osados, que saltaron la hoguera.  Para terminar la noche, y por cortesía de la Asociación de Mujeres de Quer, aquellos que quisieron compartieron un chocolate con rosquillas.

Acompañando a los seteros y participando como voluntarios estuvieron los munícipes José Miguel Benítez, alcalde de Quer, y los concejales Laure Morales y Laura Medina.