La Delegación Provincial de Caza de Albacete ha mostrado públicamente su enfado con el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Manuel Miranda, por no facilitar la información que esta organización viene solicitando para recabar información sobre las autorizaciones extraordinarias de caza que se están dando en esta provincia.

Los cazadores de Albacete se enfadan con la JuntaEl delegado provincial de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha en Albacete, Juan de Dios García, ha explicado en un comunicado que a principios del mes de mayo solicitaron información para recabar información de aquellas fincas o acotados que al día de la fecha hubieran solicitado autorizaciones extraordinarias para control de aves perjudiciales para la agricultura, sin que por el momento hayan recibido respuesta.

Esta petición está basada en las sospechas fundadas que tiene la delegación de caza, de que al igual que ha ocurrido en años anteriores, ciertos acotados, se valen del mecanismo legal de control de aves, para fomentar cacerías comerciales encubiertas de paloma torcaz, con el grave perjuicio ecológico que ello supone.

De hecho, estas cacerías se estarían realizando en plena época de nidificación, cuando los pichones están en el nido, lo que les condena a una muerte segura por frío y hambre, si en estas prácticas se abaten a sus progenitores.

Juan de Dios García ha recordado que desde la Delegación Provincial de Caza y desde hace varios años, se pide constantemente en los respectivos Consejos Provinciales de Caza, así como en los Consejos Regionales, que se controlen al máximo estas prácticas, sobre todo en lo que se refiere a los condicionantes impuestos y se restrinjan al máximo el número de días de control autorizados así como el número de personas encargadas de llevarlo a cabo.

Sin embargo, esta información, ha comentado, nunca llega, lo que eleva las sospechas de que estas prácticas continúan siendo abusivas y no están sujetas a control alguno.

Así, ha indicado García, “se ha vuelto a hacer saber en el último Consejo Provincial celebrado con carácter extraordinario el pasado día 30 de mayo de 2018, donde nadie ofreció respuesta alguna tras volverse a poner sobre la mesa este asunto”.

El delegado provincial ha señalado que a día de hoy continúa sin recibir respuesta al escrito presentado por la Delegación Provincial de Caza, lo que demuestra “el desprecio que reciben los cinco mil cazadores de la provincia”.