La diputada regional y portavoz de Agricultura del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha denunciado hoy “el duro golpe” que el Gobierno de Page vuelve a dar al sector agrario reduciendo en casi un 70 % las ayudas a la agricultura ecológica para el periodo 2014-2020.

agricultura ecológica

Merino ha indicado que la cuantía de dichas ayudas ya fue publicada por el Gobierno de Cospedal en marzo del 2015 y que el Gobierno de Page ha decidido unilateralmente reducirlas drásticamente en casi un 70%.

La Consejería de Agricultura publica hoy en el Boletín Oficial de Castilla-La Mancha las primas que recibirán los profesionales del campo que están realizando prácticas de agricultura ecológica, una orden en la que el Gobierno de Page reduce duramente las ayudas que ya fueron establecidas y publicadas por el gobierno de Cospedal en marzo de 2015.

Es “asombroso”, en su opinión, que un año después de la convocatoria de las ayudas, el Gobierno socialista de Castilla-La Mancha reduzca hasta en casi un 70% las primas a las prácticas de agricultura ecológica y que cambie unilateralmente las bases publicadas por el Gobierno de Cospedal en marzo de 2015, toda vez que las prácticas ecológicas ya han sido iniciadas por los profesionales del campo.

En el “tijeretazo” que Page hace a las ayudas a la agricultura ecológica, Lola Merino ha destacado el recorte para los cultivos herbáceos, ya que la ayuda ha quedado reducida a una tercera parte del importe. Según la nueva orden publicada por la Consejería de la Agricultura, los agricultores  cobrarán 100 euros por hectárea en vez de los 300 euros por hectárea que fue lo establecido por el Gobierno de Cospedal. Igualmente, el olivar y el viñedo sufren recortes del 40 y del 35% respectivamente en el importe de las ayudas, pasando de 340 euros por hectárea en el caso del olivar y 310 euros por hectárea en el caso del viñedo a cobrar tan solo 200 euros por hectárea en ambos cultivos.

Merino ha explicado que el recorte también afectará a las primas en frutos secos, frutales, hortícolas y superficie de pastos. En el caso de los frutos secos, el Gobierno de Page reduce la ayuda en un 20%; y en el caso de los frutales, los hortícolas y la superficie de pastos, se reducen las ayudas en un 10%.

Según la diputada regional, este inesperado recorte en las políticas medioambientales del Gobierno de Page provocará que muchos agricultores abandonen el programa de producción ecológica al no compensar los costes adicionales que supone la realización de prácticas ecológicas y debido a la pérdida de ingresos al no poder utilizar productos químicos de síntesis en las tareas.

Está convencida de que si se reduce la superficie de producción ecológica se perderán los objetivos ambientales conseguidos hasta ahora y se producirá un impacto ambiental negativo en las zonas productoras. Por tanto, “no sólo se verán perjudicados los agricultores, sino también el medio ambiente, ya que las ayudas de agricultura ecológica son un claro ejemplo de las sinergias existentes entre los productores y el medio ambiente”.

“Desde el Partido Popular de Castilla-La Mancha reclamamos al Gobierno de Page la marcha atrás en esta injusta decisión para los profesionales de la agricultura ecológica y para el medioambiente de la región y solicitamos que se abra un debate serio en el marco del comité de seguimiento del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020″, ha concluido.