CEOE CEPYME Cuenca destaca que los productos agroalimentarios siguen tirando de las exportaciones de las empresas de la provincia de Cuenca, siendo por tanto las principales protagonistas del crecimiento de ventas a otros países.

Las exportaciones en Cuenca alcanzan de enero a marzo de 2017 una cuantía por 133,4 millones de euros

La Confederación de Empresarios de Cuenca ha estudiado el Informe Mensual de Comercio Exterior del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad en el que se mantienen la buena evolución en la venta de los productos de la provincia a consumidores de otros países en los tres primeros meses del año.

La Confederación de Empresarios de Cuenca ha analizado el Informe Mensual de Comercio Exterior del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad que sigue señalando un crecimiento de las exportaciones con los alimentos y las bebidas como principales protagonistas.

Concretamente, las exportaciones en la provincia de Cuenca han alcanzado de enero a marzo de 2017 una cuantía por 133,4 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 26,1% con respecto al mismo período del año anterior.

De esta cifra de exportaciones, 105,1 millones de euros son de exportaciones de productos del sector agroalimentario, lo que supone un 78,8% del total que ventas al extranjero que se han producido en estos tres primeros meses del año.

El año pasado, en este período, las ventas de productos de la provincia de Cuenca al exterior alcanzaban un valor de 105,8 millones de euros, con un parecido porcentaje sobre el total de los productos agroalimentarios (75,7%).

De cara al futuro, CEOE CEPYME Cuenca apunta que todavía hay mucho margen de mejora porque se viene de cifras muy bajas y se espera todavía que muchas empresas crezcan y exporten, principalmente en el sector agroalimentario, por lo que la tendencia es que sigan aumentando las ventas al exterior.

Importaciones y saldo

En cuanto a las importaciones, la mejora dela situación económica y de la actividad se traduce también en un incremento de las importaciones con respecto al año pasado en un 2,12%, alcanzando los 37,8 millones de euros.

Eso sí, el saldo comercial es positivo porque las ventas son superiores de enero a marzo en 95,5 millones de euros, lo que supone también un crecimiento del 28,1% con respecto a estos mismos tres meses del año 2016.