Aure Hormaechea. Presidenta del PP de Azuqueca de Henares y portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento

Aure Hormaechea01Resulta como mínimo sorprendente el cambio de actitud del alcalde de Azuqueca, sr Blanco, y su Equipo de Gobierno, en relación a las peticiones y exigencias que hacían hace poco más de un año a la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, cuando gobernaba el PP, y el mutismo selectivo que presentan desde que llegó al Gobierno el perdedor Sr Page -con la ayuda de los extremistas- para configurar el Gobierno más radical que se ha conocido en esta región.

Centrémonos, por ejemplo, en el Centro de Salud de Azuqueca de Henares: para refrescar un poco la memoria, aunque a los socialistas no les gusta que se hable de la deuda, recordemos que en 2011, cuando llega al Gobierno de CLM el Partido Popular -con mayoría absoluta, por cierto- se encuentra con una deuda en Sanidad que alcanzaba 5.000 millones de euros.

Pues bien, con mucho trabajo y más esfuerzo se consigue poner en orden las facturas y sanear las arcas regionales, se paga todo aquello que no pagó el PSOE, se gestiona una UVI móvil para Azuqueca con la dotación de profesionales que lleva aparejado este nuevo servicio, (concretamente seis médicos, seis enfermeros, cuatro técnicos ayudantes y cuatro técnicos conductores)… Una importantísima dotación que el PSOE en Castilla-La Mancha jamás gestionó, porque fue incapaz de gestionar, dicho sea de paso.

Aún con los asientos calientes de los socialistas, a los pocos meses empezaron a exigir a Cospedal el segundo Centro de Salud en Azuqueca; un centro que, también hay que recordar, demolieron los socialistas sin ninguna necesidad, con las falsas promesas electoralistas de los señores Barreda y Bellido de reanudar las obras “en breve”.

Sin embargo, como es política habitual del PSOE, no solo no reconstruyeron nada, sino que en sus propios desmanes ‘encontraron un filón’ para desacreditar al Partido Popular, colgando carteles en los edificios municipales en los que aseguraban que Cospedal robaba; haciendo excursiones a Toledo con sus camisetas reivindicativas:  ‘Centro de Salud YA’, y paseando en andas una caja a modo del entierro de la sardina -todo un ‘golpe de efecto’ a modo de parodia nacional… eso a los socialistas se les de miedo…-. Hasta un ‘vermú reivindicativo’ organizó el Sr Bellido para el pueblo (pagado a escote por el pueblo, supongo) siguiendo las prácticas romanas de “Panem et Circenses” o lo que es lo mismo, al pueblo “pan y circo”.

Mientras, el entonces consejero de Sanidad del Partido Popular José Ignacio Echániz intentaba cuadrar las cuentas que los socialistas habían dejado a deber, como decíamos, 5.000 millones, y se ocupaba de gestionar una mejor asistencia sanitaria en esta región, entre otras cosas,  el convenio con Madrid para facilitar y garantizar una atención sanitaria cercana y de calidad a miles de personas de la provincia  de Guadalajara.

Después de todo lo vivido y padecido, cabe preguntarse ahora, ¿dónde han quedado aquellas camisetas reivindicativas? ¿Se habrán desteñido? ¿Encogido por el calor, tal vez?… y los paseítos a Toledo ¿dónde quedaron? ¿y los vermús populares?

¡Que tengamos que escuchar en un Pleno en el Ayuntamiento de Azuqueca que hay “que darle tiempo a Page”!… ¿Tiempo para qué? ¿Cómo es posible esta doble vara de medir? Una se pregunta si era real o no el interés por un segundo Centro de Salud para Azuqueca, si resulta que cuando llega el Sr Page el ¡¡CENTRO DE SALUD YA¡¡ YA no se escucha, y ya puestos, el salvador del segundo Centro de Salud ha dedicado en el Presupuesto Regional únicamente un 5% del coste estimado de las obras…Quizás ese dinero sea para camisetas, vermús y pancartas. ¡Vivir para ver!