Los forenses han terminado las autopsias de Laura del Hoyo y de Marina Okarynska, las dos jóvenes desaparecidas en Cuenca el pasado 5 de agosto, cuyos cuerpos fueron encontrados en la tarde de este miércoles en la orilla del río Huécar en las proximidades de la localidad conquense de Palomera, confirmando el “carácter violento” de su muerte.