Cientos de personas han vuelto a cumplir con la tradición en Guadalajara y, haciendo sonar sus zambombas, han partido desde el teatro Buero Vallejo hasta llegar a la Plaza Mayor en una simpática comitiva donde no han faltado los más tradicionales villancicos.