Camerata Lírica de España va a representar La Traviata, de Verdi, este sábado, 21 de julio, en el Auditorio de El Pósito de Sigüenza (20 horas/10 euros). La compañía  ha escogido está obra del genial compositor por ser la ópera más representada en los últimos cien años en los principales teatros del mundo. Su programación es sinónimo de afluencia y éxito de público y algunas de sus melodías han traspasado lo meramente operístico para convertirse en parte de la banda sonora de la humanidad, como el famoso brindis. Su fama es tan enorme que cualquier persona, por muy alejada de la música clásica que se encuentre, la reconoce como ópera.

La Traviata, de Verdi, mañana sábado, en El Pósito de Sigüenza
La compañía Camerata Lírica representará este clásico inmortal de Verdi, a partir de las 21:00 horas (10 euros).

Fue estrenada en el teatro La Fenice de Venecia el 6 de marzo de 1853, con libreto de Francesco María Piave y basado en la novela de La dama de las camelias de Alexandre Dumas, hijo (1852).   El libretista Piave y el compositor Verdi quisieron seguir a Dumas dándole a la ópera una ambientación contemporánea. Esto supuso una auténtica revolución, ya que fue la primera vez que se representaba una ópera con ambientación y trajes de la propia época, cosa que no fue bien recibida por muchos críticos, que no concebían una gran ópera sin efectistas decorados históricos ni espectaculares caracterizaciones de los personajes.

El resultado es una adaptación escenificada con acompañamiento de piano de forma ágil y muy amena, que mantiene las formas  ortodoxas de la ópera, tanto musicales, como escénicas, realizado por cantantes de nivel internacional, que entusiasmará al público neófito y no defraudará al aficionado.

Argumento

Violetta Valery, una famosa cortesana, da una espléndida fiesta en su hogar parisino para celebrar su recuperación luego de una enfermedad. Gastón, un conde, ha llevado consigo a su amigo, el joven noble Alfredo Germond, quien anhelaba hacía un año conocer a Violetta. Alfredo, para acercarse a Violetta primero le expresa su preocupación por su frágil salud y luego le declara su amor por ella. Violetta lo rechaza pero le da una camelia, diciéndole que regrese cuando la flor se haya marchitado. Luego de que los invitados se retiran, Violetta contempla la posibilidad de una relación real, con amor verdadero, pero finalmente rechaza la idea. Ella necesita libertad para vivir la vida, día y noche, de un placer a otro

Unos pocos meses después, Alfredo y Violetta juntos viven una idílica existencia en una casa de campo, en las afueras de París, Violetta se ha enamorado de Alfredo a pesar de sí misma. Ella ha abandonado completamente su antiguo estilo de vida. Cuando Alfredo descubre que Violetta ha vendido sus pertenencias para sostener sus vidas en el campo, se apresura por ir a París para rectificar la situación. Durante la ausencia de Alfredo, el padre de éste visita a Violetta y le dice que la relación con su hijo ha destruido el futuro de Alfredo y compromete la boda de su hermana, ya que mientras continúe la relación escandalosa con su hijo, la familia del novio renuncia a dicha boda.

Con crecientes remordimientos, ella escucha las patéticas palabras del anciano Germond y en un acto de suprema generosidad, abandona a Alfredo, aún sabiendo que esto acabará con ella.

Con el fin de vencer su dolor, Violetta se sumerge más profundamente que nunca en su anterior estilo vida. Poco tiempo después, Alfredo confronta a Violetta en una fiesta y la avergüenza delante de los demás invitados al arrojarle dinero – el cual él dice que le debe por los servicios rendidos mientras vivían juntos en el campo. (Él no sabe acerca de la visita de su padre y cree que Violetta lo ha dejado por otro hombre). Violetta, superando su enfermedad y su pena, se desmaya. Germond entra y reprocha a Alfredo por tratar a una mujer tan irrespetuosamente Violetta se recupera y declara su amor por Alfredo. Unos pocos meses luego de la fiesta, la tuberculosis ha confinado a Violetta a la cama. El anciano Germond le envía una carta que dice que ha informado a Alfredo del sacrificio que ella ha  hecho por él y su hermana. Alfredo  se apresura por llegar a su lado  y le ruega que lo perdone. Ella muere en sus brazos.

ELENCO

Director Artístico: RODOLFO ALBERO

Dirección Musical y Piano: NATALIA BELENOVA

Violetta Valery: Inmaculada Laín

Alfredo Germond: Rodolfo Albero

Giorgio Germond,(Padre): Santos Ariño

Flora, Zíngara: Beatriz Arenas

Gastone, Barón, Torero: Napoleón Domínguez