Una sima de enormes dimensiones ha aparecido en una finca agrícola del municipio conquense de Jabalera, en el Valle de Altomira, en la zona conocida como el Tío Cecilio.

La tierra se hunde y deja en el Valle de Altomira una sima de más de 9 metros de profundidadSegún ha contado a Europa Press – y recoge El Digital de Castilla-La Mancha – el encargado de cultivar estas tierras que son propiedad de su hermana, Pedro José Muñoz, la cavidad que se originó el pasado miércoles mide a fecha de hoy unos 20 metros de ancho y más de 9 de profundidad “aunque cada día va a más”.

“Empezó siendo como un círculo perfecto y ahora tiene la forma de un óvalo muy pronunciado”, ha explicado.

Muñoz ha comentado que en esta zona son habituales este tipo de fenómenos naturales “pero se hacían agujeros que se tapaban con facilidad, nada parecido a esto, es tremendo”. De hecho, los viejos de lugar no han visto nada parecido y menos en una superficie de labor.

No ha habido que lamentar daños humanos ni materiales y este viernes se acordonaba la zona para evitar posibles incidentes por la afluencia de vecinos y curiosos que se acercan a contemplar esta acción de la naturaleza.

“Lo hemos vallado porque puede ser peligroso y podría derrumbarse parte de la parcela”, ha precisado este agricultor que no sabe qué solución va a poder darle al gran agujero.

Aunque se trata de una sima totalmente natural, en su opinión, su formación ha podido acelerarse por la acumulación de aguas subterráneas en la tierra caliza.

Como curiosidad, Muñoz ha recordado que en la toma de imágenes áreas del Google Maps del año pasado podía apreciarse una mancha marrón justo en el lugar donde se ha abierto la sima “que no se veía a pie de campo”.

Finalmente, espera que le manden a algún experto o técnico “que al menos acote una zona de seguridad y haga un estudio porque yo no tengo el acceso cerrado a esta parcela y por aquí puede pasar la gente sin problemas y puede ser peligroso”.