La selección de atletismo de Bahréin incluye las pistas de Valdeluz en su stage mundial de preparación

En su periplo de preparación estival por diversos países, la selección de atletismo de Bahrein ha hecho escala en el Centro Deportivo Municipal ‘Valdeluz’ antes de partir hacia Malasia. Bajo la dirección del dominicano José Rubio, que meses atrás tuvo la oportunidad de inspeccionar las instalaciones sobre el terreno antes de confirmar su elección, un grupo de atletas del emirato pérsico se ejercitó durante varias sesiones en las pistas de atletismo que se inauguraron hace apenas ocho meses. Entre los que se encontraba la cuatrocentista Salwa Eid Naser, plata en los Mundiales de Londres del año pasado y medalla de oro en el Mundial junior de Cali 2015, y el atleta dominicano Luguelín Santos, segundo en la final de los 400 metros lisos de Londres 2012 y vencedor el pasado 1 de agosto de esta distancia en los Juegos Centroamericanos y del Caribe que se disputaban en la ciudad colombiana de Barranquilla.

Tras Azuqueca de Henares y Guadalajara, el CDM Valdeluz es la tercera instalación de atletismo que se ha puesto en marcha en nuestra provincia. Con unas condiciones inmejorables para la práctica de esta modalidad deportiva ya que el tartán elegido proporciona una notable capacidad de absorción a los clavos de las zapatillas y una elasticidad sin parangón, así como una magnífica tracción y resistencia al deslizamiento y un eficaz drenaje en condiciones de lluvia. Por si fuera poco, ayuda a reducir el lapso de tiempo necesario para completar el balance del pie, lo que facilita un apoyo óptimo y continuo al movimiento de estas extremidades. De tal forma que se reduce el tiempo de apoyo sobre el suelo, el retorno de energía aumenta y el tiempo de reacción se optimiza, lo que redunda en una considerable mejora de la comodidad y el rendimiento deportivo. También aminora el cansancio y los traumatismos del pie al aportar una mayor absorción de impactos tanto en sentido vertical como horizontal. “Todo eso hace que los atletas tengan un control absoluto sobre la longitud de la zancada y el equilibrio y ritmo de carrera, para que saquen el máximo provecho a sus sesiones de entrenamiento, con la seguridad de que podrán repetir esos resultados durante la competición”, explica Villarino.