CEOE CEPYME Cuenca indica que las ventas al exterior de nuestra provincia están experimentando un pequeño retroceso que se puede deber en parte a las medidas proteccionistas que están implantándose por parte de algunos países.

La patronal conquense achaca una reducción de las exportaciones a las barreras arancelarias
La Confederación de Empresarios de Cuenca ha observado que los datos de ventas al exterior que publica el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo son ligeramente inferiores a los del año anterior en los cinco primeros meses de 2018, pero que este descenso se deja notar más en los alimentos y bebidas, lo que puede ser un efecto directo de las barreras arancelarias.

La Confederación de Empresarios saca esta conclusión tras analizar los últimos datos del Informe Mensual de Comercio Exterior publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que señalan un pequeño retroceso de las ventas al exterior de enero a mayo de 2018 con respecto a estos meses de 2017, pero avisan de que este descenso es mayor tanto cuantitativamente como porcentualmente si se observan solo los productos de alimentación y bebidas, perjudicados por este tipo de políticas.

En este sentido, los datos de este estudio señalan que de enero a mayo de 2018 que nuestra provincia ha registrado ventas al exterior por valor de 211,2 millones de euros, lo que supone un descenso del -1,1% con respecto a lo registrado en estos meses de 2017, cuando se exportó por valor de 213,6.

Esta diferencia de 2,4 millones de euros de diferencia sin embargo son menos que los 6,7 millones de euros que se han reducido las exportaciones de productos agroalimentarios, lo que quiere decir que son estos productos los que más se reducen mientras otros exportan más, probablemente por las barreras arancelarias, apunta CEOE CEPYME Cuenca.

Así, se han exportado alimentos y bebidas de enero a mayo de 2018 por valor de 162,2 millones de euros, mientras que el año pasado en estos meses se hizo por 168,9, lo que supone un descenso porcentual del -3,9%.

Este dato contrasta con el aumento de las ventas al exterior de los bienes de equipo que alcanzan los 35,7 millones de euros en estos primeros cinco meses de 2018, mientras que el año pasado se situaban en este período en 31,4, un aumento de 4,3 millones e euros y un crecimiento porcentual del 13,6%.

Importaciones y balanza

En lo que respecta a las importaciones, CEOE CEPYME Cuenca señala que se deja notar el mayor peso de la demanda interna y se sitúan en 74,2 millones de euros en estos primeros cinco meses de 2018, por los 71,1 del año anterior en este período, es decir, 3,1 millones más de compras a otros países y un crecimiento del 4,3%.

Con estos guarismos, la Confederación de Empresarios señala que se reduce el saldo de la balanza de pagos que pasa de 142,5 millones de euros de enero a mayo del año pasado a 137 millones en este período de presente ejercicio, por lo tanto.

Pese a todo, CEOE CEPYME Cuenca destaca que se mantiene un buen saldo de compras y ventas al exterior, pese a la reducción porcentual del -3,8% que se traduce en 5,5 millones de euros.