La consejera de Fomento, Agustina García, ha señalado hoy que está previsto que las tres nuevas concesiones zonales integradas para el transporte de viajeros por carretera, en la Serranía Alta-Alcarria de Cuenca, Sierras Sur de Albacete y Comarcas Sur de Ciudad Real, puedan estar funcionando para el año 2018.

La nueva zona integrada para el transporte de viajeros de la Serranía Alta-Alcarria de Cuenca podría funcionar en 2018
Agustina García ha señalado que el objetivo de las zonales de transporte es “unir y vertebrar” a esos núcleos de población más dispersos dentro de una Comunidad como la nuestra.

La consejera ha hecho este anuncio durante la primera Comisión Regional de Transportes de Castilla-La Mancha que ella misma ha presidido y en la que ha estado acompañada por el director general de Transportes y Carreteras, David Merino; además de asociaciones, sindicatos, federaciones de empresarios del sector, taxistas u otros colectivos relacionados.

García ha reconocido que en esta comisión “tenemos la posibilidad de dar cabida a distintas voces y de distintos ámbitos que al final tienen el mismo objetivo y a los que reunimos para poner sobre la mesa el funcionamiento del diálogo social, un objetivo que también comparte el Gobierno de Emiliano García-Page, dando voz y escuchando a todos los colectivos implicados o afectados por medidas concretas como es el transporte en esta ocasión”.

La consejera de Fomento ha recordado que en el año 2007 ya se puso en marcha la concesión zonal en Molina de Aragón (Guadalajara) y “viene funcionando sin problema”, añadiendo que ahora llega el turno de someter a dictamen la Serranía de la Alta-Alcarria de Cuenca, las Sierras Sur de Albacete y las Comarcas Sur de Ciudad Real.

La titular de Fomento del Ejecutivo regional ha avanzado que el próximo mes de julio saldrá a licitación este servicio de transporte de carretera para que pueda comenzar a funcionar a principios del año que viene. Sobre este paso al frente en la materia, García ha señalado que “para el Gobierno de Castilla-La Mancha el transporte es esencial, porque vertebra y une a una Comunidad con núcleos muy separados y dispersos como tiene la nuestra, y a pesar de que se encuentren con estas dificultades de acceso o comunicación, como es el caso de la Serranía de Cuenca por su especial orografía, hay que dar una solución que consiga la mayor igualdad de condiciones para que se preste este servicio”.

La consejera de Fomento ha reiterado que el objetivo de las zonales integradas es “dar una solución que consiga la mayor igualdad de condiciones para que se preste este servicio y que los usuarios y usuarias se puedan mover para ir al colegio o al hospital”.

La consejera ha manifestado que “el Gobierno regional tiene entre sus prioridades la mejora de nuestro sistema público de transporte y especialmente en aquellas áreas rurales que presentan una baja densidad de población y una creciente despoblación”. La actuación en las tres zonas mencionadas beneficiará a 157 núcleos de población y más de 57.000 habitantes.

Reglamento del taxi

En otro orden de cosas, García se ha referido a que esta comisión ha sido la primera en acoger el Reglamento del Taxi, a petición del sector, por lo que es la primera vez que se sientan con este asunto en una mesa de negociación de esta envergadura.

La consejera ha reconocido que el problema de los taxistas se encuentra sobre todo a nivel nacional, aunque ha recordado que “el presidente García-Page ha puesto oído y ha recogido en un reglamento la exigencia histórica de un sector que quiere hacer que sus peticiones se escuchen”. Por eso, se ha elaborado un borrador en base a lo que ya tienen hecho en otras regiones, se le ha dado garantía jurídica y seguridad para que puedan desempeñar su trabajo cada día “con las máximas garantías”. Ya se han recogido todas las alegaciones del periodo de exposición pública y han sido tenidas en cuenta para la elaboración del borrador, “con la intención de llegar al consenso y alcanzar un acuerdo” en beneficio tanto de los taxis como de los vehículos con conductor.

La consejera de Fomento ha recordado la reunión de la semana pasada con el ministro del ramo, Iñigo de la Serna, en este sentido y ha recalcado que “aunque en semana pasada este tema no nos afecta de manera particular, porque estamos en un ratio de 1/30, hay un problema que no se puede negar. En la reunión trasladamos al ministro que el problema es más de normativa que de la inspección y control que tiene que realizar cada Comunidad”.

De esta forma, García ha expresado que “el Ministerio tiene que normalizar y articular de alguna forma una normativa para que ambos sectores puedan desarrollar su trabajo. En Castilla-La Mancha no existía reglamento y ahora hemos recogido las exigencias del sector para dar garantía jurídica”.

En el borrador de decreto se ha intentado recoger las peticiones del sector en la línea establecida por reglamentos de otras comunidades autónomas ya en vigor. Se ha tratado de proporcionar herramientas clave para que el sector pueda desarrollarse con toda la seguridad jurídica necesaria y especialmente dar legalidad a la realización manteniendo unas limitaciones en el acceso al sector a través de contingentes en función de la población que evite la desaparición del taxi rural en detrimento del taxi urbano.

En dicho reglamento se regulan los títulos habilitante, los requisitos para ejercer la actividad, características de los vehículos y requisitos de los conductores. Asimismo, se regula la prestación de los servicios desde el punto de vista del cliente, servicios especiales, la regulación de las áreas territoriales de prestación conjunta (ATCP) y el régimen tarifario.

El texto ha sido sometido a información público y el consejo de este lunes ha tomado conocimiento de la propuesta de texto definitivo para dar luz verde teniendo en cuenta las alegaciones presentadas durante el periodo de exposición.