Julián García, el propietario de “Posada Real”, de Santa María del Campo Rus, ha vuelto a conseguirlo. Ha ganado por segunda vez el Concurso Internacional de Paella Valenciana celebrado el pasado domingo en Sueca.