Vecinos y autoridades de Guadalajara han salido a la calle hoy para presenciar la Procesión del Domingo de Ramos, la primera de todas las que se celebrarán en Guadalajara durante su Semana Santa, y que escenifica la entrada de Jesús en Jerusalén. Ha dado comienzo en San Ginés, tras la solemne Bendición de Palmas y Ramos, y en ella han participado representantes de todas las cofradías y hermandades de la ciudad, principalmente sus integrantes más jóvenes. El alcalde, Antonio Román, así como otros miembros de la corporación municipal, han participado en la misma portando las tradicionales palmas.

Esta tarde, a las 17 horas, tendrá lugar el traslado del Cristo de la Expiración, desde la capilla del Cementerio Municipal hasta la iglesia de Santiago Apostol. Estará acompañado del Grupo de Tambores de la Cofradía de la Pasión del Señor.