El Gobierno regional se ha comprometido a sancionar definitivamente al dueño del Castillo de Galve de Sorbe (Guadalajara) por el estado de abandono en que se encuentra, ante el “reiterado incumplimiento” de sus compromisos.