Tras dos años de Gobierno del presidente García-Page el Sistema de Dependencia en Castilla-La Mancha tiene un 37 por ciento más de beneficiarios y un 23 por ciento más de prestaciones, con lo que confirma su recuperación, constante y sostenida en el tiempo. Así lo ha confirmado la directora general de Atención a la Dependencia, Ana Saavedra, que ha informado de los datos del avance facilitado por el IMSERSO correspondientes al mes de junio, que señalan que frente a los 34.688 beneficiarios del inicio de legislatura, ahora hay 47.614, casi 13.000 beneficiarios más, es decir un 37 por ciento más.

La Junta asegura que el Sistema de Dependencia de Castilla-La Mancha incorpora ahora 18 beneficiarios al día
Las prestaciones que más se incrementan en dos años de Gobierno del presidente García-Page son la Teleasistencia, en un 79 por ciento; la Ayuda a Domicilio, un 73 por ciento; las prestaciones vinculadas a servicio, un 54 por ciento; y las plazas de centro de día, un 41 por ciento.

La directora general ha subrayado que el Gobierno de García-Page “atiende a 18 personas más cada día, mientras que en la legislatura anterior se eliminaba la atención a tres personas al día y que “en una comparativa por comunidades autónomas, entre enero y mayo de 2017 el 23 por ciento de los nuevos beneficiarios, 3.501 de 15.328, corresponden a Castilla-La Mancha”.

“El mes de junio de 2017 es el mejor mes de toda la serie histórica del Sistema de Dependencia en Castilla-La Mancha desde octubre de 2009, con 2.498 beneficiarios más que en mayo de 2017”, ha recalcado Ana Saavedra.

En lo que va de legislatura “se han incrementado un 23 por ciento las prestaciones del Sistema de Dependencia en Castilla-La Mancha”, porque había 47.160 prestaciones concedidas en julio de 2015, ahora hay 58.034 prestaciones, es decir 10.874 prestaciones más en 24 meses”, ha destacado la directora general, que ha incidido en que “de ellas, 6.500 nuevas entre enero y junio de este año”.

Respecto al llamado “limbo de la Dependencia”, en estos 24 meses de Gobierno se atiende a 20.000 personas más que en junio de 2015. Entonces, había 26.919 personas esperando una prestación, ahora hay 6.912. “Hemos reducido un 74 por ciento ese limbo en 24 meses, tiempo en el que se han incorporado 7.176 nuevas solicitudes de personas que esperan una prestación, con lo que la lista en junio de 2017 es de 14.088 personas. De aquellas 26.919 personas en espera en julio de 2015, hemos reducido un 48 por ciento la lista en 24 meses”, ha destacado la directora general.

Por su parte, las solicitudes pendientes de valoración se han reducido un 20 por ciento, de 6.143 en julio de 2015 a 4.927 en este momento. Ana Saavedra ha confirmado que “ahora los ciudadanos creen en el sistema y por eso el volumen de solicitudes ha crecido un 86 por ciento”. En 24 meses de legislatura se han presentado 24.085 solicitudes nuevas, con 19.392 solicitudes de revisión. En total, se han tramitado 43.477 expedientes en dos años. La media de solicitudes en 2014 era de 660 al mes, mientras que en junio de 2017 la media es de 1.225 solicitudes mensuales.

La Teleasistencia crece un 79 por ciento

Respecto a las prestaciones, destacan por su evolución la Teleasistencia, que tiene un incremento del 79 por ciento, había 4.872 beneficiarios en junio de 2015, ahora son 8.709, es decir 3.837 más. Por su parte, los 12.447 usuarios de Ayuda a Domicilio que tienen dependencia en junio de 2017, que se han incrementado 73 por ciento respecto a los 7.189 que había en julio de 2015, en concreto 5.258 nuevos usuarios en dos años.

Aumentan igualmente las Prestaciones Vinculadas a Servicio (PVS), que crecen un 54 por ciento en dos años. En julio 2015 había 2.784 y ahora son 4.280, es decir 1.496 más. Además, las prestaciones de Centro de Día crecen un 41 por en dos años, de 2.156 usuarios en julio de 2015 a 3.033, es decir 877 más.

Un 27 por ciento más de usuarios de SEPAP MejoraT

Los usuarios de Servicio de Promoción de Autonomía (SEPAP MejoraT) han aumentado un 27 por ciento en 24 meses. Había 3.587 en julio de 2015, ahora son 4.540, es decir 953 más. De igual modo, los usuarios de plaza residencial han crecido un 17 por ciento esta legislatura, de 9.982 en julio de 2015 a 11.719 en julio de 2017; son 1.737 personas más en plaza residencial en 24 meses.

Por su parte, las Prestaciones Económicas para el Cuidado en el Entorno Familiar (PECEF) han disminuido un 20 por ciento. Ana Saavedra ha recalcado que “no se ha desposeído a ninguna persona de este derecho” y se han concedido 1.565 en los 24 meses del Gobierno de García-Page (172 en el mes de junio de 2017), frente a las tres concedidas en cuatro años de la anterior legislatura.

En definitiva, “en estos 24 meses, el Gobierno del presidente García-Page ha recuperado el Sistema de Dependencia en Castilla-La Mancha, que ahora tiene un 37 por ciento más de beneficiarios un 23 por ciento más de prestaciones”, ha concluido la directora general, que ha recordado que “este Gobierno dedica más de un millón de euros al día al Sistema de Dependencia, a pesar del recorte del Estado, que en lugar de un 40 por ciento aporta un 18 por ciento”.