La escasez de personal sanitario satura los centros de salud y afecta también a municipios como El Casar o Marchamalo
• No sólo hay problemas en los pueblos más pequeños. Los enfermos se desesperan y los profesionales no dan a basto

La desastrosa gestión sanitaria de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ésta teniendo consecuencias muy negativas en la atención a los usuarios de muchos centros de salud de la provincia de Guadalajara, donde la escasez de personal médico y de enfermería está provocando numerosas quejas por parte de pacientes y profesionales, debido a la falta de personal para poder ofrecer una atención adecuada. Los enfermos se desesperan y los profesionales no dan a basto.

De lo que podía pasar con el ‘pírrico cuadrante’ de sustituciones previsto por las ‘autoridades sanitarias’, ya advirtió en su día el Partido Popular, a través de su diputado regional Lorenzo Robisco, denunciando en ese sentido las “escasas y precarias sustituciones” que se habían previsto para los meses de verano, precisamente cuando los pueblos están llenos de gente y en muchos casos la población se triplica.

El diputado del PP responsabiliza de la situación directamente a Page y a su Gobierno, “por la falta de organización, por la improvisación continua y por la pésima gestión de los recursos públicos, que el Gobierno bipartito está destinando al pago de asesores y altos cargos”.

PROBLEMAS TAMBIÉN EN EL CORREDOR

Sin embargo, los problemas no sólo están afectando a los municipios más pequeños, sino también a otros más grandes y del Corredor del Henares, como es el caso de Marchamalo –donde los usuarios que faltan profesionales sanitarios- o El Casar, donde los profesionales hacen mucho más de lo que pueden por dar una atención adecuada, aunque “están que trinan” por la falta de sustituciones; además, en este caso, hay que recordar que desde el Ayuntamiento casareño llevan meses pidiendo a la Junta un incremento del personal de Enfermería, de manera que la habitual escasez de plantilla se complica ahora con las vacaciones, según han podido comprobar el alcalde y la concejala de Sanidad, que estos días han estado en el centro de salud.

En Azuqueca, las quejas se centran en las abultadas listas de espera, la derivación de enfermos a Albacete y el ´penoso peregrinar’ de los pacientes –especialmente las quejas llegan de los más mayores- en unas ambulancias que muchas veces carecen incluso de lo más básico. En esta línea, cabe recordar que incluso una ambulancia acudió sin médico a Cereceda, ante una emergencia del 112.

Son problemas añadidos a lo que hace unas semanas denunciaba Robisco, sobre la “precariedad de los contratos”, que se ajustan por días, y que en algunos pueblos apenas llegan a las 22 jornadas para los médicos sustitutos. En el caso de Cogolludo, Cifuentes, Brihuega, Sacedón, Checa, El Pobo de Dueñas, Galve de Sorbe, Hiendelaencina, Sacedón, Villanueva de Alcorón y Alcolea del Pinar, localidad esta última en la que la sustitución del personal de enfermería es de apenas 11 días. También llama la atención que, según ese cuadrante, en Maranchón, la sustitución del médico es de CERO días.

Robisco considera que “con esta precariedad laboral no es de extrañar que no haya médicos y personal sanitario dispuestos a cubrir las vacantes y prefieran ir a trabajar a otras Comunidades, donde las condiciones son más favorables. Y Page es el máximo responsable, porque su pésima gestión hace que no se cubran debidamente las sustituciones del personal sanitario”.