Responsables de la Ejecutiva Local del PSOE de Cuenca han mantenido una reunión con la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo, encabezada por su nuevo presidente Gerardo Rubio, a la que también acudieron concejales del Grupo Municipal Socialista. En este encuentro, que es el inicio de otros muchos que se llevarán a cabo con colectivos de la ciudad, han constatado que la principal reivindicación de este colectivo es el tema de la movilidad y la accesibilidad.

La Ejecutiva Local del PSOE de Cuenca conoce las reivindicaciones de los vecinos del Casco Antiguo
Tras la reunión mantenida con su Asociación de Vecinos constatan sus peticiones de mejora de la movilidad y la accesibilidad, sus quejas por el “abandono” del barrio por parte del Ayuntamiento y su deseo de dinamizarlo y luchar contra su despoblamiento.

Como tal, los vecinos han planteado la realización de un Plan Municipal de Movilidad Urbana a través del cual abordar la problemática del tráfico en este barrio que incluya un incremento del transporte público para solventar, por ejemplo, la falta de autobuses directos hacia la zona del hospital y de la universidad. En este punto han hecho también referencia al sistema de control de cámaras al Casco Antiguo ideado por el Ayuntamiento de Cuenca, con el cual “no están de acuerdo, tal y como han transmitido al equipo de Gobierno municipal encabezado por Ángel Mariscal, pero sobre lo que les han hecho caso omiso”.

En la reunión se ha abordado también la iniciativa de los ascensores al Casco, sobre la cual “nos han dicho que les parece muy positiva, pidiendo que se trabaje por los ciudadanos evitando el enfrentamiento entre instituciones”, ha explicado el secretario general de la Ejecutiva Local, Ramón Pérez Tornero. A este respecto “les hemos dicho que estamos de acuerdo y que deben aceptarse aquellas propuestas que sean buenas para la ciudad independientemente de quién las proponga, por lo que no entendemos cómo el alcalde no hace lo mismo y sólo se dedica a torpedearlas”.

Los vecinos del Casco han transmitido también a los socialistas sus quejas por el “abandono” en el mantenimiento del barrio, evidenciado con árboles secos en la Plaza de Mangana, evacuatorios escasos y cerrados, baldosas levantadas, falta de limpieza, grafitis…, así como por la falta de una señalización turística “apropiada y completa”.

Los responsables de la asociación “nos han expuesto también su reivindicación de recuperar como sede el local que anteriormente tenían en San Gil, con el fin de dinamizar la entidad y, con ello, el barrio”. Una propuesta que va unida a la de buscar soluciones al despoblamiento del Casco.

Según ha apuntado Pérez Tornero, “tanto los concejales del GMS como los miembros de la Ejecutiva Local nos hemos puesto a disposición de los vecinos para ser correa de transmisión de sus intereses y reivindicaciones desde la más absoluta responsabilidad, sin entrar en una subasta de promesas irrealizables, pues su ayuda es esencial para el desarrollo de la ciudad y nuestra labor es estar junto a ellos”.

Asimismo, “les hemos trasladado que para nosotros el sector turístico ha de ser el motor de la ciudad, por lo que el Casco histórico es la pieza fundamental que hay que cuidar y proteger; pero no solamente sus monumentos y edificios, sino también a sus vecinos, poniendo a su disposición servicios al mismo nivel que los que tienen el resto de los conquenses”.