José Manuel Latre y Ana Guarinos.“La Diputación Provincial de Guadalajara es una institución saneada que sigue cumpliendo con los objetivos marcados de reducción del endeudamiento y contención del gasto dedicando los recursos a invertir en las necesidades reales de nuestros pueblos y vecinos”. Así lo ha manifestado el presidente de la Diputación, José Manuel Latre, en rueda de prensa con la vicepresidenta primera y diputada delegada de Economía y Hacienda, Ana Guarinos, donde han informado sobre la liquidación del Presupuesto correspondiente al ejercicio 2015. En este sentido, Latre ha anunciado que el remanente positivo de tesorería es de 26.304.221,34 euros y el superávit de casi 10 millones de euros. “Esto pone de manifiesto que seguimos una política económica rigurosa y responsable, y es en esta línea en la que vamos a seguir perseverando durante este mandato al igual que se llevó a cabo en el anterior”, ha dicho José Manuel Latre, añadiendo que, “además, esta situación nos permite también que sigamos pagando a nuestros proveedores en tiempo y forma”.

Está claro que se está realizando un gran esfuerzo para sanear las cuentas y poder reducir el alto nivel de endeudamiento que se presentaba insostenible en el año 2011”, ha continuado Latre. En este sentido, hoy en día, “podemos decir que la Diputación presenta un nivel de endeudamiento por debajo del 30%; muy alejado del 166,4% de 2011”.

Además, ha apuntado, “gracias al superávit generado, fruto de esa gestión seria y responsable que busca solo trabajar por el bienestar y el desarrollo de nuestros pueblos, podremos dedicar más partida a inversión, que se sumará a la ya presupuestada para este ejercicio 2016”. De esta forma, con los casi 10 millones de euros de superávit, se podrá, por un lado, seguir disminuyendo la deuda y, por otro, dedicar otra parte a nuevas inversiones para mejorar las infraestructuras de los pueblos y los servicios que prestamos. Así, a los más de 19 millones de euros de inversión para este año, que ya suponía un aumento de la inversión con respecto al ejercicio anterior, habrá que sumar ahora la parte del superávit que se pueda dedicar a inversión.

El máximo responsable de la Institución Provincial recordó que, en la pasada sesión plenaria, se puso de manifiesto que la Diputación cumple estrictamente con el objetivo de estabilidad presupuestaria, con el objetivo de la regla de gasto y con el de deuda pública. “Se pone de manifiesto que la austeridad en su justa medida no está reñida con la inversión, pero la inversión con cabeza, ni tampoco con el objetivo de reducción del déficit y del endeudamiento”, ha dicho el presidente antes de agradecer y reconocer el trabajo tanto de los servicios de Intervención y Tesorería, y de la vicepresidenta Ana Guarinos, por su trabajo constante que se ve traducido en todos estos datos.