El presidente de la Diputación de Guadalajara, José Manuel Latre, y la consejera de Economía, Empresas y Empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, han rubricado hoy en el palacio Provincial el convenio de cooperación económica regulador de la aportación financiera para la contratación de personas desempleadas por Entidades Locales de la provincia en la anualidad 2018.

Patricia Franco y José Manuel Latre

El convenio, que tiene una dotación de 5,1 millones de euros de los que la Diputación de Guadalajara aporta 2,4 y la Junta el resto, ha sido calificado por ambos firmantes como un “ejemplo de cooperación entre administraciones públicas” para “trabajar por las personas, especialmente por las más vulnerables”. Tras la firma, Latre ha recordado que  la voluntad de la Institución Provincial para seguir colaborando en el Pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha 2015-2020  durante la anualidad 2018 como ya lo hiciera en las dos anteriores (2016 y 2017), como apoyo a las personas desempleadas,  en particular  a las que están en mayor situación de vulnerabilidad. Asimismo ha detallado que en esta anualidad se han sumado 215 Entidades Locales, que suman cerca de un millar de personas beneficiadas.

El presidente de la Diputación ha explicado la participación de la Institución Provincial en este Plan como una decidida apuesta por los municipios con poca población y pocos recursos económicos con el objetivo de fomentar el empleo, y apostando por las personas, asentar población al tiempo que apoyar a los pequeños municipios con actuaciones que resultan muy necesarias. También ha recordado que la Diputación de Guadalajara, por su parte, tiene en marcha otras actuaciones en este sentido como los planes de Dipuemplea. “Sumarse a este Plan -ha concluido Latre- ha supuesto un gran esfuerzo económico para la Diputación pero nos parece importante porque sirve de ayuda a la integración de un buen número de personas y sirve también para que los ayuntamientos puedan prestar determinados servicios”.

Patricia Franco: “Estamos para luchar por las personas, especialmente por las más vulnerables”

Por su parte, la consejera ha calificado esta iniciativa como un “plan redondo” en el que se demuestra que las administraciones “estamos para luchar por las personas, especialmente las más vulnerables, impulsando la contratación con el objetivo de atajar el paro de larga duración y al mismo tiempo apoyando a los municipios de la provincia”. La consejera Patricia Franco ha coincidido en que se trata una inversión elevada, pero “que tiene una gran repercusión” como demuestra la participación de 220 Entidades Locales (Mancomunidades, Ayuntamientos y EATIMs) de la provincia con proyectos que llegar prácticamente a las 1.000 personas; y adicionalmente ha destacado que también hay proyectos de entidades sin ánimo de lucro.

Según recoge el Convenio, Patricia Franco ha recordado que gobierno de Castilla-La Mancha, junto con los agentes sociales, puso en marcha el Pacto por la Recuperación Económica de la Comunidad 2015-2020, que tiene como uno de sus objetivos prioritarios, reducir el desempleo, mejorar la calidad en el empleo, atacar las bolsas de paro estructural, trabajar con personas desempleadas de larga duración y, también, mantener la concentración de los recursos regionales de las administraciones en favor de las personas desempleadas, en particular las que están en mayor situación de vulnerabilidad, como aquéllas que sufren el paro de larga duración. Dentro de ese ámbito de actuaciones se aprobó el Plan Extraordinario por el Empleo 2015-2017 y habida cuenta de los logros obtenidos en su aplicación, consideran  relevante culminar y consolidar los mismos mediante el mantenimiento de ayudas a programas de empleo.. Así se configura el Plan Regional de Empleo y Garantía de Rentas (2018-2020) como herramienta central, aunque no única, del Gobierno Regional para dar continuidad al esfuerzo desplegado por el Plan Extraordinario por el Empleo, que supone 335 millones de euros para atender en torno a 50.000 personas durante estos tres años.

En aras al principio de cooperación interadministrativa, dicho Plan Regional, tiene como uno de sus objetivos definir y consolidar un marco de cooperación institucional y social en materia de empleo, canalizando el esfuerzo colaborativo de todas las administraciones y en particular, de las Diputaciones Provinciales, quienes realizarán una aportación económica para el desarrollo de programas de contratación temporal de personas desempleadas, a través de entidades locales.

A preguntas de los periodistas, la Consejera ha destacado que el perfil de las personas beneficiadas por el plan son mayores de 55 años sin estudios, constando que a mayor nivel de estudios aumentan las posibilidades de encontrar trabajo por lo que ha abogado por atacar el problema del paro desde la formación, elogiando cuantos esfuerzos se hacen en este sentido.

Cláusulas del Convenio

Según se establece en el Convenio, la financiación aportada por la Diputación de Guadalajara se destinará, íntegra y exclusivamente, a subvencionar los contratos temporales de personas desempleadas, en los términos establecidos en la correspondiente normativa reguladora de las subvenciones para la anualidad 2018, en la que se fijarán los criterios para la concesión de las mismas a entidades locales, sus entidades dependientes o vinculadas o las agrupaciones de municipios de la provincial, y será informada de la selección de los proyectos presentados en su provincia, antes de la propuesta de resolución de aprobación de dichos proyectos.

Asimismo, para el correcto seguimiento, vigilancia y control de la ejecución de este convenio y de los compromisos adquiridos por las partes, se creará una Comisión Mixta que resolverá también los problemas de interpretación y cumplimiento que pudieran plantearse, que estará integrado por dos representantes de cada una de las administraciones firmantes.