La Copa de España de Fútbol Sala ha tenido un impacto económico directo para Guadalajara de alrededor de dos millones de euros. Así lo ha señalado esta tarde el alcalde, Antonio Román, quien ha calificado este evento de “éxito en lo deportivo y a nivel organizativo”.

Ha manifestado que “se han cumplido los objetivos que nos marcamos inicialmente” y, como consecuencia de ello, “son muchos los restaurantes, hoteles y comercios de Guadalajara que nos están transmitiendo su felicitación. También hemos recibido el reconocimiento de la Federación Española de Fútbol y de la Liga Nacional de Fútbol Sala”.

Antonio Román ha transmitido su gratitud a todos los voluntarios deportivos que han contribuido a que “todo lo que ha rodeado a la Copa haya funcionado a la perfección”. Ese agradicimiento ha sido extensivo también a Protección Civil, Policía Nacional, Policía Local, clubes de fútbol sala de Gudalajara y trabajadores y funcionarios del Patronato Municipal de Deportes y del Ayuntamiento de Guadalajara.

“Ha sido un gran fin de semana deportivo, y tras el Campeonato de España de Kárate, la Copa ha iniciado cuatro meses en los que Guadalajara va a colgar el cartel de no hay billetes en sectores como el hostelero, a tráves de los grandes y numerosos eventos impulsados por el Ayuntamiento”, ha señalado.

El alcalde también ha avanzado que los datos preliminares ofrecidos desde la Liga Nacional de Fútbol Sala, indican que el impacto publicitario que ha tenido la Copa para Guadalajara ha sido de entre ocho y diez millones de euros, debido a la amplia cobertura mediática que se ha realizado del evento, incluida la retransmisión por televisión en decenas de países.

Antonio Román ha vuelto a incidir en el impulso que ha supuesto la Copa de España de Fútbol Sala para la economía local. Los restaurantes han estado prácticamente llenos y los hoteles han estado al 100% de ocupación, registrando alrededor de 4.000 pernoctaciones.pic