El Palacio de la Magdalena, sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander, es el espectacular escenario en el que se desarrolla el curso ‘Bienales, museos y colecciones en la España de los años cincuenta y sesenta: el Museo de Arte Abstracto de Cuenca’, en el que importantes expertos abordan la influencia e importancia del espacio museístico situado en las emblemáticas Casas Colgadas en este año en el que se cumplen cincuenta años de su fundación.

El curso ha comenzado este lunes y la primera de las conferencias ha sido la de Mercedes Replinger, historiadora de arte, crítica y comisaria de exposiciones y profesora en la Facultad de Bellas Artes de Madrid. Su ponencia  ha versado sobre las ‘casas de Zóbel’ y ha desarrollado la concepción que el pintor tenía de un museo como un espacio en el que se muestran las vivencias personales. SegInauguración curso UIMP Santanderún ha explicado, la idea de Fernando Zóbel era mostrar una colección de obras “que surgen de la conversación entre los artistas y los amigos” y por esa razón eligió que el Museo de Arte Abstracto Español estuviera en una casa que además tiene el añadido de su fuerte componente histórico.

La segunda de las conferencias ha corrido a cargo de la historiadora del arte Patricia Molins, profesora de Historia del Diseño en el Máster de Gestión de Exposiciones de la Universidad Europea de  Madrid. Durante su intervención ha aproximado a los asistentes a la figura del arquitecto José Luis Fernández del Amo, que en los años cincuenta dirigió el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid -actual Reina Sofía- y su contribución a la llegada de las vanguardias artísticas que desembarcaron en la España posfranquista que también encontraron en Cuenca un lugar idóneo donde desarrollar sus ideas.

La primera jornada se completó con las intervenciones de la directora del curso, Aurora Herrera y del arquitecto Eduardo de la Peña, profesor de proyectos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad San Pablo-CEU de Madrid. En esta última ponencia se habló sobre la importancia de la abstracción en la arquitectura española en los años 50-60, reflejada en la concepción del Museo de Arte Abstracto Español.

Esta actividad está organizada por la UIMP en colaboración con ‘Cuenca 2016. XX Aniversario de la Declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad’ y a la inauguración de las jornadas asistieron el director de la Fundación Cultura Ciudad de Cuenca, Pedro Mombiedro y la concejal de Cultura del  Ayuntamiento de Cuenca, Marta Segarra. La segunda parte de este ciclo se acercará todavía más al Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, su origen y el impulso que dieron a éste artistas como Fernando Zóbel, Gustavo Torner y Gerardo Rueda, además de su aspecto arquitectónico.

El Año C

Este curso forma parte de la celebración del XX Aniversario, con el que Cuenca festeja que, en 1996, la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) inscribió como Patrimonio del Mundo su ciudad histórica amurallada, las Hoces de los ríos Júcar y Huécar que la circundan y los arrabales de San Antón, Tiradores y El Castillo.

La efeméride se está celebrando con un amplio y exclusivo programa de actividades musicales, literarias, artísticas, naturales y deportivas. La conmemoración coincide además con otros importantes aniversarios para la ciudad como el medio siglo de la apertura del Museo de Arte Abstracto Español de las Casas Colgadas, el IV Centenario de su procesión Camino del Calvario y los 30 años del nacimiento de su Facultad de Bellas Artes, entre otros. Una suma de acontecimientos que convierten este 2016 en un año muy especial para la urbe conquense. En el Año de Cuenca, “el Año C”, según se ha bautizado.

XX Aniversario de la Declaración como Ciudad Patrimonio

El XX Aniversario de la Declaración de Cuenca como Patrimonio de la Humanidad es un acontecimiento reconocido como de excepcional interés público. Está financiado institucionalmente por el Consorcio de la Ciudad de Cuenca, el Gobierno de España (Ministerios de Cultura y de Hacienda), la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el Ayuntamiento de Cuenca, la Diputación Provincial de Cuenca y la Fundación de Cultura Ciudad de Cuenca. Ésta última es la encomendada para gestionar el programa de actos. Tiene como patrocinador principal a Globalcaja y como patrocinadores a Urbaser y Valcan. Las empresas Gráficas Cuenca y Netvoluciona son colaboradoras del proyecto.