La Asociación de Municipios Ribereños pide audiencia con la ministra de Transición Ecológica para pedir que el trasvase de agosto sea solo para consumo humanoLos ribereños solicitan una reunión con Teresa Ribera para explicarle de primera mano los problemas que atraviesan el Tajo y la comarca ribereña desde que se inició el Trasvase en los años 80, después de que sus mejores tierras de cultivo fueran anegadas en los 60. Los alcaldes exigen que, si se debe aprobar un nuevo trasvase, al menos sea solo para cubrir una necesidad que entienden y a la que no se niegan, pero no para generar negocio con el agua

“Confiamos en su buen criterio y en una nueva gestión del agua, más justa y coherente con la realidad del Tajo y nuestros embalses, por lo que esperamos que en esta decisión sobre el trasvase de agosto tenga en cuenta el estado de alerta de la cabecera y la posibilidad de desalar agua en el Levante y apruebe solo la parte destinada a consumo humano, a la cual no nos oponemos”, afirma Francisco Pérez Torrecilla, presidente de la asociación.

Pérez Torrecilla firma la carta y lamenta que sus municipios tengan que sufrir las consecuencias de una “infraestructura heredada de la dictadura y puesta en funcionamiento de forma autoritaria, sin consenso y basada en estudios técnicos irreales y falseados”. No en vano, son ya tres los municipios ribereños que se ven obligados a ser abastecidos con cisternas este verano.

“Llevamos 39 años viendo como el agua de los embalses que inundan nuestros términos municipales se trasvasa a cientos de kilómetros para generar riqueza, mientras nuestros municipios se empobrecen y deshabitan, con la connivencia del Estado que mira hacia otro lado, sin aportar las inversiones necesarias ni soluciones de ningún tipo”, explican en su carta, que comienza con una felicitación por su nombramiento como responsable del nuevo ministerio.

Así, los ribereños instan a la ministra a conocer la realidad de la comarca, por lo menos manteniendo una reunión a la que también piden que acudan el Secretario de Estado de Medio Ambiente, el director General del Agua y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo. Una petición que, si bien no ha recibido formalmente respuesta todavía, esperan que lo haga en las próximas fechas, tras anunciar su decisión sobre el nuevo Trasvase.