La Asociación Cultural Amigos de Villaseca de Uceda celebra la cuarta “Ruta interpretada en familia”La soleada mañana del pasado 12 de mayo se celebró la cuarta “Ruta interpretada en familia” de la temporada 2017-2018 del Proyecto “Campiñeando”, organizado e impulsado por la Asociación Cultural “Amigos de Villaseca de Uceda”. A eso de las 10 de la mañana, los participantes estaban preparados para partir de El Cubillo de Uceda hacia la vecina localidad de Viñuelas, recorriendo los 9,5 km que separan ambos municipios, después de confirmar su inscripción y recoger un modesto almuerzo para el camino, ofrecido por el Ayuntamiento de El Cubillo de Uceda. A la convocatoria acudieron 130 vecinos y amigos de la comarca, mayores y pequeños. Algunos lo hacían por primera vez, la mayoría repetían animados por la experiencia de las tres rutas realizadas con anterioridad.

Como el objetivo de “Campiñeando” no es sólo fomentar el saludable hábito de caminar sino que también se pretende impulsar el conocimiento de las características y peculiaridades de cada pueblo y por supuesto de toda la Campiña Alta, durante el recorrido se realizaron varias paradas, en las que expertos conocedores de la zona ilustraron al resto sobre aquellos puntos por los que se discurría. No obstante la ruta recorría parte de una de las etapas del recientemente señalizado Camino de Santiago Mendocino. Ello dio pie a hablar de la familia de los Mendoza y de la importancia que en los siglos XVI y XVII tuvieron para la ciudad de Guadalajara, la ruta que unía ésta con Manzanares el Real, atravesando la Campiña y los pueblos del Alfoz de Uceda y Torrelaguna.  Los mayores recordaban antiguos usos de los parajes, hace ya muchos años olvidados, los nombres de estos, otros hablaban de su flora, la fauna, los espacios naturales protegidos que nos rodean, el porqué de esa protección…

La parte sentimental la puso Lorenzo, un vecino de Viñuelas que supera con creces los 80 años, con sus bellas palabras sobre la importancia de seguir “queriendo y cuidando nuestros pueblos” y recitando un poema dedicado a la Encina centenaria del Cubillo.

Ya en Viñuelas, el Ayuntamiento de la localidad ofreció un reparador aperitivo a los participantes , que se reunieron en la Plaza de la Villa para comentar la animada jornada , reponer fuerzas y emplazarse para próximas citas de “Campiñeando”, para las que ya habrá que esperar al próximo curso, en el que los organizadores prometen volver con ánimos y fuerzas renovadas  después de percibir la buena acogida que ha tenido la iniciativa, en esta su primera temporada, por parte de vecinos, amigos, Asociaciones y Ayuntamientos.