El Gobierno de Castilla-La Mancha ha firmado convenios con siete ayuntamientos de la provincia para mantener abiertos los comedores escolares también durante las vacaciones de verano. Una medida que, según ha señalado el director provincial de Educación, Cultura y Deportes, Faustino Lozano, se enmarca en el compromiso del Gobierno regional de asegurar que todos los alumnos cuyas familias se encuentran en situación de emergencia tengan garantizada una comida diaria también en el periodo no lectivo.

Junta y siete ayuntamientos de Guadalajara firman convenios para mantener abiertos los comedores escolares en verano
 Alovera, Azuqueca de Henares, Cabanillas del Campo, Guadalajara, Horche, Torija y Uceda son los municipios que se han sumado a estos convenios, en virtud de los cuales el Gobierno regional se hace cargo del pago del menú y los ayuntamientos de los gastos derivados de la apertura del comedor, vigilancia y limpieza.

“El objetivo es que los niños y niñas de familias con dificultades económicas sigan teniendo garantizada la comida que proporciona este servicio y disfrutando de la beca otorgada por el Gobierno regional también durante el verano”, ha explicado Faustino Lozano, que ha agradecido a los ayuntamientos que se han acogido a esta medida “su implicación y su sensibilidad”.

En concreto, los consistorios que han firmado convenio con el Gobierno de Castilla-La Mancha son los de Alovera, Azuqueca de Henares, Cabanillas del Campo, Guadalajara, Horche, Torija y Uceda. En estos municipios, a lo largo de este curso escolar el Gobierno regional ha becado a un total de 873 niños y niñas, que son los potenciales beneficiarios de esta medida. De esta cifra, el 75 por ciento han contado con una beca por la que se cubría el 100 por ciento del menú, mientras que el 25 por ciento restante ha sido del 50 por ciento.

Para mantener la beca de comedor escolar durante el verano, las familias becadas durante el curso únicamente tienen que comunicar en su centro educativo que sus hijos e hijas seguirán asistiendo al comedor durante las vacaciones estivales.

Faustino Lozano ha recordado que desde que Emiliano García-Page es presidente de Castilla-La Mancha, el Gobierno regional lanza este ofrecimiento a todos los ayuntamientos de la región, “con el objetivo de que todos los niños y niñas tengan al menos una comida completa, digna y satisfactoria al día” y ha hecho hincapié en que, al igual que en verano, también se ofrece a los ayuntamientos la posibilidad de mantener abiertos los comedores escolares en otros periodos no lectivos, como Semana Santa y Navidad. En virtud de estos convenios, el Gobierno regional se hace cargo del pago del menú y los ayuntamientos de los gastos derivados de la apertura del comedor, vigilancia y limpieza.

Durante el presente curso, un total de 1.423 alumnos de Educación Infantil y Primaria de la provincia de Guadalajara disfrutan de una beca para comedor concedida por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno regional, lo que supone un incremento del 13,6 por ciento respecto al año anterior, cuando el Gobierno regional volvió a convocar las ayudas para comedor escolar que habían sido suprimidas por el anterior Ejecutivo.

En concreto este curso 1.046 niños escolarizados en la provincia disfrutan de una beca que cubre el 100 por cien de los gastos de comedor de sus colegios y otros 377 niños tienen concedida una beca que cubre el 50 por ciento de esos gastos de comedor.