El Jueves Santo del año 1983, es el año en el que vino a Cuenca, José López Calvo, al frente de la Guardia Real. En la calle Fermín Caballero, al unísono, Guardia Real y las bandas de cornetas y tambores de Aviación y de la G. Civil tras entonar un miserere para la historia, desfiló hasta la iglesia de San Antón para participar en la procesión de Paz y Caridad de ese día. La Guardia Real, así, acompañó a la Soledad del puente para que no fuera sola. Memorable.

Vídeo

Fotograma del vídeo.