Este pasado sábado 18 de agosto tuvo lugar la trigésimo sexta edición de la tradicional Carrera Popular ‘Villa de Iniesta’, la segunda más longeva de la provincia de Cuenca, por detrás de Cardenete, y que desde hace 16 años se enmarca dentro del Circuito de Carreras Populares de Diputación de Cuenca

José Antonio Marín y Cristina Belmar se proclamaron vencedores de la XXXVI Carrera Popular ‘Villa de Iniesta’A las 18.00 horas daban comienzo las pruebas de las categorías inferiores donde los Mini-Peques recorrieron una distancia de 100 metros y venció Pablo Segovia; los Peques recorrieron 250 metros y aquí vencieron Aitor Soria y Naya González; en Mini Benjamín son 400 metros y vencieron Alejandro Soria y Sara Velencoso; las categorías de Benjamín y Alevín recorren 1.180 metros, vencieron Pedro Martínez y Jimena Cutillas, y Hugo González y Mónica Guijarro, respectivamente; los Infantiles recorren una distancia de 1.770 metros, aquí vencieron Rubén Domínguez y Vanessa Castelló; y, por último, la categoría Cadete con un recorrido de 3.350 metros, que no se realizó por falta de inscritos. En total, 214 corredores llegados de toda la comarca participaron en las pruebas inferiores.

Carrera absoluta

Cuando el reloj todavía no marcaba las 20:00 horas, los ‘runners’ de las categorías superiores, puntuables para el circuito de Diputación, comenzaron a reunirse en el punto de partida, sito en la calle Goya, donde se encuentra el Polideportivo municipal, el Centro de Salud y el IES Cañada de la Encina, que este año ha sido acreditado con el Sello Europeo de Patrimonio Cultural y que ha obtenido la puntuación más alta de Castilla-La Mancha en su proyecto de nuevas tecnologías, entre otros reconocimientos.

Puntual como siempre, el alcalde de Iniesta, José Luis Merino, daba el “silbatazo” de salida a ritmo da batucada y el centenar de personas allí congregado para ver la carrera animó encarecidamente a los corredores. Los cerca de 290 participantes tenían por delante diez kilómetros que discurrían entre camino y las principales calles de la localidad conquense.  El trazado completo, al igual que los años anteriores, constó de dos vueltas de 5 kilómetros cada una. La carrera de iniciación, que no forma parte del Circuito de Diputación, consta sólo de una vuelta y Óscar Roldán, del Club de Atletismo Iniesta se proclamó campeón con un tiempo de 20 minutos y 43 segundos. En la modalidad femenina fue Irene Risueño, independiente, quién se alzó con el primer puesto con un tiempo de 27 minutos y 23 segundos.

Los tres primeros kilómetros de esta dura prueba, transitan desde el camino de El Peral hacia el camino de Mirabueno, en cuyo cruce se encuentra la protectora Sonrisa Animal de Iniesta. Al final del camino de Mirabueno, los corredores se meten de nuevo en el caso urbano para dirigirse a la calle Federico García Lorca y así tomar la calle Cerrada, donde se encuentra el Museo Arqueológico de la población, el cual alberga una pieza única de valor incalculable: el mosaico de la Diosa Astarté, del que sólo se conservan tres en todo el arco mediterráneo, una Italia, una en Grecia y otra en Iniesta.

En este punto se inicia el descenso hacia la calle Barrionuevo, que es una calle recta que, en poco menos de 700 metros, lleva a los corredores a iniciar el ascenso hacia el Excelentísimo Ayuntamiento de Iniesta, de estilo renacentista y originario del siglo XV.

Desde la Casa Consistorial los corredores descienden hasta la Calle Huerta, otra recta que les lleva al punto de salida y meta, la calle Goya.

Clasificación

El vencedor de la prueba fue José Antonio Marín Gay, campeón de España, del Club Mediterraneaatticus con un tiempo de 35 minutos y 16 segundos. Seguido a tan sólo cinco segundos por Alfonso Expósito Giménez, del C.A Villarta y, en tercer lugar, Guillermo Parra López, del C.A Pinar-Ekuon-Conchel-Dipua con 36 minutos y 27 segundos. Esta clasificación masculina se corresponde también con la clasificación general de la prueba.

Entre las mujeres, la vencedora fue Cristina Belmar Moreno, del C.A Cuenca, con un tiempo de 44 minutos y tres segundos. En segundo lugar Coral Torrijos Niño, del CD Running Casas del Agua, con un tiempo de 45 minutos y 51 segundos y, finalmente, el tercer puesto se lo llevó María José Engra Orden, del C.D Gamo Motilla, con un  tiempo de 46 minutos y 28 segundos.

Otras clasificaciones

Por categorías, en Absoluta Femenino el podio fue para Coral Torrijos, del CD Running Casas del Agua (00:45:51) en primera posición; Bibiana Salamanca, del C.A Pinar-Ekuon-Conchel-Dipua (00:47:16) en segundo lugar y, el tercer puesto para Gema García, del C.A Cuenca (00:47:52). La vencedora local de esta categoría fue Dunia Loayza con un tiempo de 00:53: 53. En Absoluta Masculina el podio fue para Gillermo Parra, del C.A Pinar-Ekuon-Conchel-Dipua (00:36:27) en primera posición; Pablo Rubio, del C.A Villarta (00:37:37) en segunda posición y, finalmente, Daniel García, del club de Atletismo Iniesta en tercera posición que, con un tiempo de 00:38: 07, también fue el vencedor local en esta categoría.

En categoría Junior Femenina sólo corría Mónica Anguix, del CA Villarta, que hizo un tiempo de 01:07:1. En Junior Masculina se alzó con el podio Álvaro Medina, del CA Honrubia, con un tiempo de 00.39:45; seguido de Alejandro Castro, independiente, con 00:40:51 y Alex Alcahuz, del C.A Iniesta con un tiempo de 00:40:52, que también fue el vencedor local en Junior.

En categoría Veterana A Femenina, venció Cristina Belmar, del CA Cuenca, con un tiempo de 00:44: 03; seguida de Maria José Engra, del CD Gamo Motilla, con 00:46:28, y Nuria García, independiente, con 00:47:27. La veterana local A ganadora fue Vanesa Armero Utiel con un tiempo de 00:48:14. En cuanto a sus compañeros masculinos, el vencedor fue el campeón de España, José Antonio Marín, del Mediterraneaatticus, con 00:35:16; seguido a cinco segundos por Alfonso Expósito, del CA Villarta y, en tercera posición, Jesús Salvador, del Ca Campillo, con un tiempo de 00:37:27. Juan David Alcahuz fue el veterano A local vencedor.

Por su parte, la categoría Veterana B Femenina fue para Dorina Cimpeanu, del CA El Herrumblar, con un tiempo de 00:49:46; la segunda posición para María Milagros Mansilla, del CA Cuenca, con 00:51:11. Irene Lázaro, con un tiempo de 00:53:54, se proclamó vencedora local en esta categoría. En cuanto a la masculina, el podio se lo llevó Juan Panadero, del CA Villarta, con 00:38:04; seguido de Francisco Albares del CA Reajo Fontense, con 00:38:29 y Juan Carlos López, del CA Iniesta, con 00:38:57, que también fue el vencedor local.

Finalmente, la categoría Veterana C Femenina fue para Maria Fe Moral, del CD Gamo Motilla, con un tiempo de 00:50:31; en segundo lugar Liber Garrido, del CA Villarta con 00:53:55 y, en tercera posición victoria Saiz, del CD Running Casas del Agua con un tiempo de 00:56:41. La vencedora local fue María Rosario Castillo con 01:05:14. En Masculina, los vencedores fueron Jesús Valentín Fernández, del CA Cuenca, con 00:42:37; Luis Puerta, del CD Pineda, con 00:42:45 y Joaquín Saiz del CA Running Jara con 00:46:54. El vencedor local fue Luciano Martínez con un tiempo de 01:00:08.

La clasificación general por equipos ha quedado de la siguiente manera: en primer lugar el C.A Villarta con 62 puntos: el CA Iniesta, con 52 puntos y, en tercera posición, con 47 puntos, el CA Honrubia, cuya localidad acogerá la siguiente prueba del circuito, que se celebrará el próximo 1 de septiembre.

En la entrega de premios estuvo presente el diputado de Personal, David Cuesta, y el alcalde de Iniesta, José Luis Merino, junto con la Reina y Corte de Honor de las fiestas.

II CARRERA MINIMALISTA ‘VILLA DE INIESTA’

Por segundo año consecutivo, Iniesta ha incluido en su carrera popular la categoría Minimalista, que ha contado con seis participantes de toda la comarca, una representación algo menor respecto al año pasado. En esta prueba, el pódium se lo llevó Juan José Aguirre Alarcón en primera posición, José Ramón Valera Carrasco en segundo lugar y, en tercera posición, Pedro María Maíz.

Correr minimalista significa correr con el mínimo de protección en los pies, es decir, con sandalias o zapatillas sin talón, o bien descalzos, lo que se ha denominado como ‘descalcismo’. Según explicaba Javier Hernández, organizador de esta categoría, cuando se presentó por primera vez: “existen ya estudios especializados que desprenden que una vez se ha cumplido el periodo de adaptación a este calzado, dejando las zapatillas, lo que viene a considerarse cómo ‘la transición’, las lesiones son menores y de menor alcance que corriendo con zapatillas”. Aunque si la transición no se hace de manera adecuada, también puede pasar factura. En Iniesta hace aproximadamente seis años que un grupo de personas empezó a correr de esta manera que poco a poco va sumando adeptos.  El origen de esta forma de correr viene de los Tarahumaras mexicanos, que corren con sandalias denominadas ‘Huaraches’ y que están considerados con una enorme capacidad y resistencia en la carrera y realizar recorridos de larga distancia.