El pueblo de Illana volvió a vivir sus días más intensos dedicados a su Patrona, Nuestra Señora del Socorro. Las calles de la villa alcarreña se llenaron de luz, color y algarabía para celebrar sus Fiestas.

Illana vive un año más unas fiestas cargadas de emoción y diversiónEn estas fechas los illanitos pudieron disfrutar de los habituales concursos para todas las edades y públicos como son los de petanca, rana y bolos o el ejercicio de tiro; actividades de todas clases para los más pequeños y pasacalles y charangas para las peñas de la localidad. Además, cada noche previa al día ocho, la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción veía cómo sus bancos se abarrotaban para rezar el solemne novenario en honor a la Virgen.

Tras el pregón de fiestas que estuvo a maños de la peña Los Hurones Negros, el primer plato fuerte de estas fiestas tuvo lugar el día de la víspera con la celebración de los concursos de calderetas y limonadas, en los que un total de dieciséis peñas pusieron a punto sus dotes culinarias y creando gran ambiente durante toda la mañana.

Pero sin duda la emoción, el júbilo y la fe de los hijos de Illana tuvieron su momento álgido durante todo el día ocho, el día de la Patrona: desde que el toque de diana recorriera las calles de la villa, hasta la misa rezada, la solemne Misa Mayor y la procesión con la Imagen de la Señora del Socorro en los que la devoción desbordó demostrando el amor que Illana tiene a la Virgen.

En este día, vecinos y visitantes pudieron disfrutar de dos espectáculos pirotécnicos, que hicieron tronar las calles y el entorno del pueblo: una sonora mascletá en la Plaza de la Constitución y un colorido castillo de fuegos artificiales ya por la noche.

A dichos actos quisieron sumarse los ediles de varios municipios de la zona, asistieron Tomás Pezuela, de Albares, Roberto García, de Mazuecos, Montserrat Rivas, de Fuentenovilla, José Antonio de la Fuente, de Valdeconcha, Ángel Fernández, de Leganiel en Cuenca y Alberto Merchante, de Albalate de Zorita.

Además de ellos, la diputada nacional por la provincia de Guadalajara Silvia Valmaña Ochaita, a quien además el Alcalde de Illana, Francisco Javier Pérez del Saz, entregó durante la recepción de autoridades el Primer Premio Marqués de Goyeneche. Con dicho galardón, el Ayuntamiento quiso reconocer su esfuerzo y trabajo en la promoción del municipio alcarreño, en este caso por su labor en el Programa Regional de Integración Social (PRIS) cuando fue Directora General de Familia en el Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y sobre todo por el empeño mostrado durante meses para que el proyecto del regadío social de Illana-Leganiel sea una realidad.

Durante el fin de semana la localidad vivió sus tradicionales festejos taurinos. Este año, tras la alteración provocada por la suspensión del encierro por el campo, se celebraron tres sueltas de reses por las calles en los que un total de siete toros y tres vacas hicieron disfrutar de la emoción, el peligro y la belleza del animal bravo a un pueblo con semejante afición taurina.

Por último, un divertido espectáculo de Grand Prix en el que cuatro equipos se disputaron el trofeo de ganador y que hizo que el público que llenaba la Plaza de Toros de la villa, resonara en multitud de carcajadas.