El concejal de Urbanismo, Julián Huete, ha afirmado que las soluciones a las dificultades de movilidad en el Casco Antiguo pasan por elaborar una estrategia que integre a toda la ciudad y no por soluciones parciales y sesgadas como puede ser la construcción de un remonte mecánico en el Casco Antiguo. Huete ha contestado así a la moción presentada por el Grupo Municipal Socialista solicitando este recurso para esta zona de la ciudad. La moción fue aprobada por PSOE, Izquierda Unida y Ciudadanos y en ella se pide que la Junta de Comunidades pague el remonte que PSOE, IU y CS aprueban una moción en la que piden que la Junta pague el remonte al Casco Antiguo como ya solicitó el Partido Popular en 2016.

Huete considera que las soluciones a la movilidad en el Casco Antiguo pasan por un plan global que abarque toda la ciudad
El concejal de Urbanismo ha reconocido que facilitar el acceso con ayudas mecánicas es preciso, pero no lo es menos realizar mejoras en el tejido residencial existente en materia de accesibilidad

Huete ha criticado la improvisación y falta de planificación de este grupo político en esta materia, ya que hace año y medio, el presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García Page, apostaba por la ubicación de un ascensor panorámico en el Puente San Pablo y el vicepresidente Martínez Guijarro afirmó que “el Gobierno Regional está dispuesto a pagar un remonte mecánico al Casco Antiguo”. El concejal de Urbanismo ha recodado a los concejales socialistas que el Plan Especial del Casco Antiguo (PECA) apostaba por una estrategia integral, incluso recogía dónde colocar los remontes, sin embargo los entonces regidores municipales dieron un “bandazo hacia infraestructuras grandilocuentes como ascensores horadando la montaña desde el Auditorio a la Plaza de Ronda”.

Huete ha reconocido que facilitar el acceso con ayudas mecánicas es preciso, pero no lo es menos realizar mejoras en el tejido residencial existente en materia de accesibilidad, estado de conservación, eficiencia energética, servicios urbanos y tecnologías de la información;  en la diversificación de actividades puesto que existe un grave peligro de terciarización y riesgo de expulsión de los escasos residentes.

Julián Huete ha defendido el trabajo que se está llevando a cabo dentro del marco del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) que engloba muchos aspectos y es cómo se debe hacer “paso a paso, porque el problema del Casco Antiguo es muy complejo, se precisa un plan táctico, un plan de gestión al hilo de las recomendaciones dadas por la UNESCO a las Ciudades Patrimonio” y ha citado varias consideraciones que se deben tener en cuenta a la hora de realizar un plan de gestión cómo es la necesaria planificación global de la ciudad; en este sentido ha dicho que el futuro Plan de Ordenación Municipal (POM) debe contemplar la actualización del PECA.

Asimismo hay que tener en cuenta a los habitantes de la ciudad, permanentes y ocasionales, con las particularidades de cada uno. En cuanto al transporte público, debe hacerse con vehículos adaptados en tamaño al trazado viario y mayor frecuencia; replantear el uso del vehículo privado y mejorar los servicios e infraestructuras necesarios para una buena calidad de vida (basuras, limpieza, equipamientos, centros cívicos…). “Hay que estudiar cuál es el potencial de la ciudad y cuál su vocación. Qué tenemos y qué queremos potencias, para nosotros y para que vengan a visitarnos”.

Julián Huete ha abogado por elaborar un diagnóstico y plan estratégico, mediante un órgano de gestión que integre y coordine todos los estudios, estadísticas y esfuerzos particulares que se han realizado y que haya que realizarse. “Hay que llevar a cabo una política de vivienda y fomento del negocio y comercio de proximidad en el Casco Antiguo que fije a la población residentes y un cualificación del espacio público. También es necesaria una política proactiva de movilización, fomentar el sentido de pertenencia que debe tener la población del Casco para que exija su protección, además de formación de todos los agentes implicados en la rehabilitación, técnicos, empresas, oficios y vecinos”, ha enumerado Huete.