El Gobierno de Castilla-La Mancha, presidido por el socialista Emiliano García-Page, ha contratado como asesor a José Luis Gómez-Ocaña, que durante los últimos años ha sido presidente de la Plataforma por la Dependencia de Castilla-La Mancha y una de las personas más combativas contra las políticas en materia de bienestar social del anterior Ejecutivo autonómico, comandado por la ´popular´ María Dolores de Cospedal.

Según informa El Digital de Castilla-La ManchaJoseLuisGomezOcaña, pese a que ningún portavoz ni representante del Gobierno de García-Page ha hecho público hasta el momento este fichaje, el Documento Oficial de Castilla-La Mancha ha incluido este miércoles el nombre de José Luis Gómez-Ocaña en el capítulo de “nombramientos”, donde figura como “asesor” sin especificar más detalles.

Gómez-Ocaña, maestro y padre de dos niños grandes dependientes, dimitió el pasado mes de enero como presidente de la Plataforma por la Dependencia de Castilla-La Mancha, y pocas semanas después ha iniciado una nueva aventura laboral como asesor en la Delegación de la Junta en la provincia de Toledo, tal y como han confirmado a EL DIGITAL fuentes gubernamentales.

Dimisión en enero

Tras dimitir como presidente de la Plataforma, Gómez-Ocaña fue entrevistado por Eldiario.es, donde justificó su decisión por “motivos personales”. “Ha sido tremendo aguantar el pulso al Gobierno de Cospedal como un grupo de ciudadanos sin medios”, explicaba antes de felicitar al actual Ejecutivo por “tender cauces de diálogo” con el colectivo de la dependencia: “Se lo tenemos que agradecer a Aurelia Sánchez (consejera de Bienestar Social) y a Emiliano García-Page“.

En esa misma entrevista, Gómez-Ocaña recordaba a todos “quienes han querido demonizarme” que es padre de dos grandes dependientes que necesitaban cuidado, y que era “el momento de cuidar de ellos”.