La presidenta del Grupo Parlamentario Popular de las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Guarinos, ha asegurado hoy que “al igual que en otras áreas, Page también suspende en su gestión de la Función Pública”.

Guarinos “Page suspende en su gestión de la Función Pública”
Si los socialistas no hubieran dejado un déficit alarmante en la Legislatura pasada, el PP hubiera podido subir un 5 por ciento el sueldo a los funcionarios –correspondiente al 3 por ciento que les quitó Zapatero y al 2 por ciento de subidas que legalmente corresponden en esta Legislatura-

Según ha indicado Guarinos, “resulta realmente vergonzoso que Page siga engañando a los empleados públicos de Castilla-La Mancha, con los que pactó una subida salarial del 2,5 por ciento, pero ahora se niega a pagar lo correspondiente a este ejercicio”.

En concreto, este incremento del 2,5 por ciento corresponde, por un lado, a la subida salarial del 1,5 por ciento al que se comprometió Page con los funcionarios y cuya resolución se aprobó en las Cortes de Castilla-La Mancha el 2 de diciembre de 2015. “Pacta sun servanda, y todo lo que se aprueba en las Cortes es un mandato imperativo, pero Page es un irresponsable y mentiroso”, ha asegurado.

Por ello, ha denunciado que “Page no sólo engaña a los empleados públicos, sino que desobedece los mandatos de las Cortes regionales, que le exigían el cumplimiento de los compromisos adquiridos con este sector”.

Reducción de la jornada laboral de los empleados públicos

Por otra parte, la diputada regional ha señalado que “el engaño es también vergonzoso en lo referido a la reducción de la jornada laboral, puesto que es una cuestión de perfecto cumplimiento al no llevar aparejado ningún coste económico y que evidencia la falta de voluntad política del presidente socialista de la región”.

En este punto, Guarinos ha señalado que la jornada laboral de 35 horas a los funcionarios es perfectamente posible llevarla a cabo, puesto que en otras administraciones públicas se están aplicando fórmulas legalmente posibles -como es el caso de la Diputación de Toledo, Albacete y Guadalajara-.

Además, la presidenta del Grupo Popular ha puesto de manifiesto la vergüenza que supone ser la única comunidad de toda España en despedir a los docentes interinos en verano, incumpliendo con esta medida las sentencias de diversos tribunales que obligan a aplicar esta medida a las administraciones autonómicas.

“Los socialistas de Page son unos incapaces e inútiles políticos que no saben gestionar en las actuales circunstancias; no llegaron a la Junta con 4.000 millones de euros en facturas sin pagar que estaban escondidas en los cajones”, ha indicado, al tiempo que ha asegurado que si los socialistas no hubieran dejado un déficit alarmante en la Legislatura pasada, el PP hubiera podido proceder a la subida salarial del 5 por ciento -que correspondía al 3 por ciento que les quitó Zapatero y al 2 por ciento de subidas que legalmente corresponden en esta Legislatura-.

Guarinos ha exigido a Page “que pague el 2,5 por ciento que debe a los funcionarios y que le diga a su consejero Ruíz Molina que deje de ponerse notas a sí mismo, porque Castilla-La Mancha no se merece que el consejero de las puertas giratorias –presuntamente inhabilitado para gobernar- nos mienta en cuestiones tan sensibles como el salario de los funcionarios”.