La presidenta del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, Ana Guarinos, ha aseverado que el Gobierno regional debe tomar medidas para evitar las agresiones que en los últimos años se vienen produciendo y que está poniendo en riesgo la integridad física de los profesionales sanitarios; situación ante la que el gobierno de Page no ha adoptado ninguna medida desde que se produjo el caso más grave, que fue en octubre de 2017 –hace ya casi un año-.

Guarinos exige al Gobierno de Page soluciones para acabar con las carencias del Centro de Salud de El Casar
• Indica que el Gobierno regional debe tomar medidas para evitar las agresiones que en los últimos años se vienen produciendo en dicho centro de salud

En este sentido, ha recordado que de madrugada dos hombres accedieron al centro de salud para que fuera atendido uno de ellos por cortes en una mano y, tras tensiones entre sanitarios y visitante, este último reaccionó violentamente y desde el Gobierno regional no se han adoptado medidas para evitar estas agresiones ni para garantizar la seguridad del personal sanitario.

De este modo, ha indicado que se han hecho propuestas sin éxito: una de ellas, la de contratar vigilante de seguridad, pero esta sugerencia fue rechazada de inmediato por “inviabilidad económica”; lo que dice muy poco de la sensibilidad del Gobierno de Page.

Ana Guarinos ha señalado que “tres años y medio después, el Gobierno de García-Page, sigue siendo incapaz de poner orden en la Sanidad de Castilla-La Mancha y de dar soluciones a los problemas que se plantean”.

Así lo ha asegurado la presidenta del Grupo Parlamentario Popular, tras su intervención en el Pleno celebrado hoy, en el que la parlamentaria alcarreña se ha interesado por los ‘planes’ del Ejecutivo regional para el Centro de Salud de El Casar, una instalación que presenta deficiencias desde hace tiempo, “ante la desidia de Page y de los responsables de Sanidad de su equipo, que no se han interesado por los problemas de éste, ni de otros centros de salud”.

Es más, durante su intervención en el Pleno, la presidenta del GPP ha señalado que antes de llegar Page al Gobierno regional, El Casar –el tercer municipio con más población de la provincia de Guadalajara- tenía cuatro pediatras, ahora hay ‘dos y medio’, y existen también carencias en el servicio de Enfermería.

Según Ana Guarinos, Page no ha movido un dedo para dar solución a los problemas de la Sanidad en El Casar, a pesar de que tiene conocimiento de ellos desde hace mucho tiempo. Así, ha recordado que el pasado mes de mayo, el alcalde de El Casar, José Luis González Lamola, “cansado de tanto desprecio por parte de Page”, viajó a Toledo para entregarle personalmente un ‘listado’ con las necesidades del municipio, que incluía entre otras demandas, más dotaciones para el servicio de Pediatría y Enfermería, refuerzo de las medidas para garantizar la seguridad del personal sanitario (que en varias ocasiones han sido víctimas de agresiones) y mejoras en el aparcamiento.

El Casar es el tercer municipio en número de habitantes de toda la provincia de Guadalajara, y su servicio de asistencia sanitaria presenta múltiples carencias. “Page lo sabe muy bien, porque desde hace meses tanto el Ayuntamiento de El Casar (con varias mociones aprobadas) como los vecinos de este municipio y de los municipios del ámbito de influencia del Centro de Salud (recogiendo firmas), vienen reclamando el incremento de la plantilla de los profesionales sanitarios, especialmente de un pediatra y de una enfermera, pero Page ha hecho caso omiso a estas peticiones porque no le importa la salud de los vecinos”, afirma Guarinos.

En el Centro de Salud se atiende una población próxima a los 20.000 habitantes de El Casar y otros municipios próximos, de manera que la ratio de tarjetas sanitarias es superior a otras zonas de Castilla-La Mancha. Asimismo,  “por la falta de mantenimiento y limpieza, el Centro de Salud ofrece una imagen de abandono lamentable, siendo uno de los ejemplos de los incumplimientos de Page con El Casar”, según afirma la presidenta el GPP.

Guarinos ha recordado también en las Cortes regionales, que PSOE y Podemos han rechazado las enmiendas presentadas por el Grupo Popular para incluir en el presupuesto regional el dinero suficiente para afrontar las mejoras necesarias en el Centro de Salud de El Casar. Asegura que la situación del Centro de Salud de El Casar no es un hecho aislado, sino que las deficiencias se repiten en otras instalaciones sanitarias que dependen de Page.

Y no es la primera vez que el Partido Popular defiende en el Parlamento regional la necesidad de incrementar la plantilla e introducir mejoras en el Centro de Salud de El Casar. Ya en el mes de febrero, la propia Guarinos planteó las carencias y pidió soluciones urgentes.

Sin embargo, “Page no ha movido ni un dedo, y la situación ha ido a peor; además, durante el verano, la habitual escasez de personal, unida a la falta de sustituciones en vacaciones, ha hecho muy complicada la asistencia sanitaria”, lamenta Guarinos, asegurando que “los problemas del Centro de Salud de El Casar son un ejemplo más del estado de abandono de la sanidad de Guadalajara y de la región desde que PSOE y Podemos tienen responsabilidades de gobierno”.