“Page es el presidente de los engaños y las decepciones. Él y sus socios de Gobierno son verdaderos maestros en el arte de la manipulación y la mentira. Por eso, no es de extrañar que los empleados públicos sigan sin cobrar lo que les corresponde, porque Page y Podemos se han gastado el dinero de todos los castellano-manchegos en pagar los favores de un pacto de gobierno que sólo favorece a Page-Podemos y a su ejército de asesores y altos cargos. No hay dinero para los funcionarios, para sí para incrementar en 2,3 millones de euros el gasto en crear una red clientelar de amiguetes”, lamenta Ana Guarinos.

Guarinos exige a Page que “deje de engañar” a los empleados públicos y aplique las mejoras laborales pactadas por el Gobierno del PP con los sindicatos
• Asegura que “está dando largas” para no pagar la subida salarial y no implantar la jornada de 35 horas, y le acusa de haberse gastado el dinero en crear una “red clientelar de amiguetes a su servicio”

La presidenta del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha hace éste reproche al jefe del Ejecutivo regional, exigiéndole que cumpla el acuerdo alcanzado este jueves en el Pleno del Parlamento regional, a instancias del Partido Popular, haciendo efectivo el pago inmediato a los funcionarios la subida salarial del 1,5% fijada para este año gracias al acuerdo sellado en su día por el Gobierno de Rajoy con los sindicatos, y reflejado en los Presupuestos del Estado.

Guarinos, encargada de defender en las Cortes la propuesta del Grupo Popular, apunta también que además del incremento salarial, el acuerdo plenario incluye la recuperación mediante la negociación colectiva de la jornada laboral de 35 horas semanales (18 lectivas en Educación), así como retomar la negociación, mediante la convocatoria urgente de una Mesa General de Negociación, para abordar mejoras en las condiciones de trabajo en general de los empleados públicos de Castilla-La Mancha (Carrera Profesional sanitaria, Plan de Acción Social, etc). “Y todo ello, debe hacerse con carácter inmediato”, subraya.

Siempre muy crítica con las políticas del PSOE en Castilla-La Mancha, y especialmente dura con Page por su ‘retahíla de mentiras’ e incumplimientos, la máxima responsable del GPP asegura que el jefe del Ejecutivo “no está a la altura de las expectativas” de esta región, y que esta legislatura ha estado marcada por “los anuncios, las mentiras y las decepciones permanentes no sólo en la función pública, sino para otros muchos colectivos de Castilla-La Mancha. Sistemáticamente Page ha incumplido sus compromisos como Gobierno y su programa electoral como partido con todos los castellano-manchegos”.

En relación con los empleados públicos, Guarinos recuerda el rechazo frontal de los sindicatos a las propuestas realizadas desde el Ejecutivo regional en el proceso de negociación, y pone sobre la mesa la situación que evidencia los incumplimientos del Gobierno de Page: “a día de hoy no se ha hecho pública la subida salarial del 1,5% a la que tienen derecho los empleados públicos, ni se ha planteado la aplicación de las 35 horas”. Según Guarinos, “Page y sus socios de Gobierno son verdaderos maestros en el arte de la mentira y de la manipulación”.

Apunta que el incremento salarial pactado entre el Gobierno del PP y los sindicatos –hasta alcanzar 8,8% en tres años- afecta a unos 61.000 funcionarios que trabajan en Castilla-La Mancha, “son trabajadores que no tienen porqué ajustarse el cinturón porque Page y sus socios de Podemos han malgastado el dinero en vete a saber qué, desde luego, no en mejorar las condiciones de vida en esta región”, critica la parlamentaria del PP.

Sin embargo, a Guarinos no le extraña tanto abandono. Visto lo visto, asegura que “Page no tiene palabra. Después de tres años y medio al frente del Gobierno bipartito, está claro que no tiene intención alguna de mejorar las condiciones de los empleados públicos, porque todos en Castilla-La Mancha sabemos que es hombre de promesa fácil, aunque es difícil ver cumplidos sus anuncios y sus planes. Por eso, por su dejadez y abandono de esta región, Page tiene los días contados en Fuensalida. En la próxima cita con las urnas, pagará todos sus desmanes”.