Debido al suave invierno que estamos teniendo, Francisco Úbeda, concejal delegado de Medio Ambiente, comenta que no se ha presentado antes el Plan de Nevadas, dado que ante la ausencia de nieve  o hielo en las calles, se ha preferido que los equipos destinados a estos fines, en lugar de estar parados, “estén reforzando las labores de limpieza en toda  la ciudad”.

No obstante, el Plan está preparado y organizado para ponerlo en marcha, “de forma inmediata”, ante cualquier eventualidad que pueda ocasionar el hielo o la nieve, añade.

Medios humanos y materiales

El equipo humano del servicio, formado por técnicos y operarios de los distintos servicios municipales, está formado por 30 personas. En caso necesario, en función del nivel de alerta y de la magnitud de la nevada o helada, el equipo puede llegar a las doscientas personas.

En estas tareas está involucrado el personal de los servicios municipales del área de limpieza, las brigadas de Jardines y Obras, Policía Local, Bomberos, Protección Civil,  y el personal propio de Valoriza-Gesum,  concesionaria del servicio de  limpieza viaria, y el de la UTE de Parques y Jardines.

Un “completo equipo”, según Úbeda, que tiene encomendadas distintas tareas en función de su especialización. Entre las labores que  llevan a cabo figura “el esparcido de fundentes adecuados a cada circunstancia, limpieza y eliminación de nieve y hielo; control de tráfico, atención al ciudadano y, en especialmente, “asegurar los accesos a los servicios imprescindibles como hospitales, centros de salud, estación de Renfe y Autobuses”, entre otros servicios.

Entre la dotación material con la que se cuenta para la limpieza y eliminación de nieve y hielo, se incluyen los adecuados para esparcir los fundentes en calzadas y aceras.

Se dispone de un camión 4×4 Unimog, un pick up del SEI; un pick up, un todoterreno y una ambulancia de Protección Civil y un vehículo 4×4 de la Policía Local.

Para limpieza de calzadas, la concesionaria del servicio destina un camión 4×4 de grandes dimensiones, con pala y esparcidor; otro de similares características pero dotado con pala quitanieves y esparcidor de salmuera; un vehículo mediano con pala, esparcidor y grúa. Estos medios se utilizan para el reparto de sal, actuaciones urgentes y apoyo puntual en caso de necesidad. Además se dispone de otro vehículo de grandes dimensiones para actuaciones en caso de accidente (BRILUR), y una barredora de 5m3 con cuchilla quitanieves.

El dispositivo para limpieza de aceras está compuesto por un 4×4 pick up para esparcir urea en la zona centro y paseos peatonales; una barredora 2 m3 con pala quitanieves, cepillo quitanieves, sistema quitanieves de rotación inversa de cepillos y esparcidor de sal, 7 Piaggio Porter (3 de ellos eléctricos) y palas de aluminio.

Una planta de salmuera, con capacidad de producción de 1.500 litros de sal por hora, y un depósito para este producto, con capacidad para 8.000 litros, completan los recursos materiales destinados al servicio.El stock de sal, salmuera y urea suma más de 40 toneladas.

Este dispositivo, tanto humano como material, “se podría aumentar en caso necesario”, explica Francisco Úbeda. No obstante,  el Ayuntamiento, apela a la comprensión y colaboración ciudadana “en caso de que la meteorología propia de la estación nos depare nieve o hielo, con las consiguientes molestias que producen estos fenómenos”.

Acopio de sal

 

Como es habitual, se han establecido unos puntos de acopio de sal a los que los ciudadanos pueden dirigirse en caso necesario. Uno está ubicado en el edificio de Protección Civil y estará operativo de lunes a viernes, de 17 a 20 horas. En el Parque de Bomberos, la entrega se realizará los sábados, domingos y festivos, de 9 a 20 horas.