Gregorio se reúne con el teniente general de la UME para coordinar el trabajo de la Unidad durante la campaña de verano en Castilla-La Mancha
El delegado ha agradecido la labor de la Unidad Militar de Emergencias por ser “un elemento fundamental para gestionar catástrofes de toda índole en la región”, donde cuenta con un batallón de 500 efectivos preparados para hacer frente a cualquier contingencia

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha mantenido hoy una reunión con el teniente general de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Miguel Alcañiz, en la Delegación del Gobierno para coordinar y realizar una puesta a punto del trabajo de la Unidad con vistas a la campaña de verano en Castilla-La Mancha, para la cual se cuenta con un batallón de 500 efectivos preparados para hacer frente a cualquier contingencia en la región.

El delegado ha dado las gracias al teniente general por su interés y disposición así como por el trabajo que la UME desarrolla en Castilla-La Mancha, pues se trata de “un elemento fundamental para gestionar las catástrofes que, desgraciadamente, a veces nos sacuden, de toda índole, como incendios, nevadas, inundaciones, terremotos e incluso catástrofes biológicas”.

“Un Ejército profesional como el nuestro que cuenta con la UME es un honor y algo de lo que todos los castellanomanchegos debemos estar orgullosos por el trabajo que realiza por todos los ciudadanos”, ha subrayado Gregorio antes de mantener la reunión a la que también han asistido otros miembros de la Unidad, como el teniente coronel de la zona de Castilla-La Mancha, Rafael Dengra, y el coronel Antonio Puerto.