“El reconocimiento de hoy es como la culminación a una vida que gracias a Dios se ha visto correspondida con algunos premios, con halagos, a veces vanos y a veces no, y algunas consideraciones, y ésta lo completa”. Con estas sinceras palabras el general Félix Sanz Roldán, secretario de Estado-Director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI)  ha intentado describir lo que ha supuesto para él la concesión del Premio ‘Conquense Excelente 2017’, que ha recibido de manos del presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, en un acto que se ha desarrollado en el Palacio Provincial con la asistencia de numerosas autoridades, entre las que se encontraban el obispo de Cuenca, José María Yanguas; la subdelegada del Gobierno en Cuenca, María Lidón Lozano; y el subdelegado de Defensa en Cuenca, Ángel María Cantera; así como varios miembros de la Corporación Provincial. Un acto, por cierto, que ha estado amenizado por el dúo de cuerda, compuesto por las hermanas Olmedilla, que han ofrecido un recital, tanto al principio como al final.

Félix Sanz Roldán recibe con orgullo el Premio ‘Conquense Excelente 2017’ como “culminación a toda una vida”
El presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, ha elogiado del general ucleseño el apego a su tierra, pese a su proyección nacional e internacional, lo que, a su juicio, “le convierte en un excelente embajador de Cuenca”, de ahí que le haya ofrecido presidir un futuro “foro de encuentro de la excelencia exportada”

Sanz Roldán se ha mostrado orgulloso por haber recibido este reconocimiento, que ha comparado con “el acto de profesar” y que no es otra cosa que “aceptar una regla y eso es lo que ofrezco: profesar como Conquense Excelente”. Algo que, según ha dicho, supone cumplir con tres claros preceptos: el primero, seguir sirviendo a nuestros conciudadanos para que España siga estando segura; el segundo, llevar con orgullo el título de Conquense Excelente; y el tercero, ser leal a esta ciudad y a lo que representa.

Prieto, tras entregar al general ucleseño un fotograbado numerado de Ramón Freire sobre una fotografía de Santiago Torralba de uno de los molinos de viento de Mota del Cuervo, ha elogiado del galardonado su apego a la tierra que le vio nacer hace 72 años, a pesar de su impresionante proyección nacional e internacional, lo que, a su juicio, “le convierte en un excelente embajador de Cuenca”.

Y es que, tal y como ha recalcado el presidente, “tiene especial mérito que una persona como Félix Sanz Roldán, que ha desempeñado y desempeña cargos de suma importancia, haya encontrado siempre el momento para seguir volviendo a sus orígenes, para seguir demostrando, al mundo entero como decía, que es conquense y que el éxito profesional no está reñido, ni mucho menos, con haber nacido en un lugar pequeño de Cuenca”.

Todo un ejemplo, en su opinión, de “excelencia exportada de la provincia de Cuenca”, por lo que Prieto ha planteado la idea de crear un foro de encuentro de la excelencia exportada conquense  como “un espacio de participación de excelentes embajadores” proponiendo al general ucleseño su Presidencia  “por experiencia, conocimiento y jerarquía”. Ofrecimiento que Sanz Roldán no ha dudado en aceptar de buen grado.

Trayectoria

Con este galardón se reconoce, por lo tanto, su arraigo a Cuenca y, como no, a su dilatada e impresionante trayectoria profesional, que le ha llevado a ostentar desde el año 2009 y hasta la actualidad el cargo de secretario de Estado-Director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Y es que han sido muchos los logros profesionales alcanzados por este ucleseño desde que en 1962 ingresara en la Academia General Militar, llegando a desempeñar varios altos cargos, entre los que se encuentra, por ejemplo, el de Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) entre 2004 y 2008, el de director general de Política de Defensa o Alto Representante para la Presidencia Española de la Unión Europea en asuntos propios relacionados con la Defensa, sin olvidar, el de Jefe del Área OTAN/Unión Europea, el de agregado militar en la Embajada de España en Washington o el de segundo Comandante de la Misión Militar Española ante el Mando Supremo Aliado en Europa (SACEUR).

Y si muchos han sido sus logros, no menos han sido las condecoraciones y distinciones militares y académicas, tanto de ámbito nacional como internacional, con las que ha sido reconocido, entre las que se encuentran la Gran Cruz de San Hermenegildo, la Cruz al Mérito Militar, Naval y Aeronáutico, la Cruz al Mérito de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, la Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort, Comandante de la Legión de Honor (Francia), Gran Cordón de Wissam Al Askari (Marruecos), la Gran Cruz de la Orden del Infante Don Enrique de Portugal o Doctor Honoris Causa por la Universidad Alfonso X el Sabio y la Universidad Rey Juan Carlos, ambas de Madrid.

Recordar, por último, que Félix Sanz Roldán es el tercer Conquense Excelente; un reconocimiento honorífico que ya lo ostentan, desde 2015, la meseña María José Castellano Parra, que a sus 30 años se había convertido en una experimentada profesional, responsable en España de los productos relacionados con radiología, fluoroscopia, cirugía, mamografía, urología y rayos X móvil, además de ser la representante española en el programa internacional Cockpit de Siemens, y, desde 2016, la motillana Paula Crespo, que a sus 26 años ya había destacado en el campo de la dietética y la nutrición dentro del Servicio de Gastroenterología Pediátrica del Hospital Universitario y Policlínico ‘La Fe’ de Valencia, así como en el Instituto de Investigación Sanitaria del mismo centro hospitalario.