Los eurodiputados del PP han votado hoy a favor de que varios países de la UE refuercen sus vínculos con los países de la cuenca del Mediterráneo para desarrollar proyectos innovadores, englobados en la llamada iniciativa PRIMA, que permiten mejorar los sistemas agroalimentarios y el suministro y la gestión del agua en la región mediterránea.

En PRIMA participan 11 países de la UE, entre ellos España, y 8 países rivereños del Mediterráneo, aunque la iniciativa está abierta a que otros países se sumen en el futuro.

La eurodiputada española del PP y ponente del Grupo del Partido Popular Europeo (PPE) para este asunto, Pilar Ayuso, destacó que “PRIMA tiene una gran trascendencia no solo por su interés científico-tecnológico, sino porque puede convertirse en un instrumento esencial para solucionar dos de los problemas que tiene la cuenca mediterránea, que son la escasez de agua, y, como consecuencia de esto, la producción de alimentos”.

El acuerdo alcanzado y respaldado hoy por el Parlamento Europeo, añadió Ayuso, es muy positivo porque “van a participar financiera y tecnológicamente países de ambas orillas del Mediterráneo, y eso supone unos lazos de unión que van más allá de lo meramente tecnológico”.

“Esta iniciativa tiene además un valor añadido europeo, ya que contribuye a poner en común muchas actuaciones bilaterales o aisladas de algunos países de la UE que ya se están llevando a cabo en la zona mediterránea”, explicó Ayuso.

Los 19 países que participan hasta ahora en PRIMA han comprometido un presupuesto total de 261 millones de euros (de los cuales 30 corresponden a España) para los siete años de duración del proyecto, a los que se sumarán 220 millones aportados por la UE.

La estructura necesaria para la implementación de PRIMA se ubicará en Barcelona, bajo el paraguas de la Unión por el Mediterráneo, para lo que se creará una estructura jurídica ad hoc.