Eurocaja Rural ha abierto al público su primera oficina en la localidad madrileña de Cenicientos, dentro de su imparable Plan de Expansión, desarrollado desde 2011.

Eurocaja Rural llega a la localidad madrileña de Cenicientos
prosigue su imparable Plan de Expansión por Comunidades limítrofes.

La oficina está situada en el número 39 de la Avenida de Madrid de Cenicientos, dirigida por Elena Ramos Prados.

Está situada en la zona comercial de Cenicientos, junto a la principal parada de autobús y cerca del cuartel de la Guardia Civil.

La sucursal es muy luminosa y hace esquina con dos calles, donde ofrece todos los productos y servicios financieros, incluido el de cajero automático disponible las 24 horas del día.

Eurocaja Rural tiene 40 oficinas y 112 profesionales en la Comunidad de Madrid, de un total de 400 oficinas en Castilla-La Mancha, Madrid, Ávila y Comunidad Valenciana.

La cercanía al cliente y la calidad en el servicio son las grandes ventajas comparativas y competitivas de esta cooperativa de crédito.

Proximidad, rigor, seguridad

Su modelo de banca tradicional y proximidad es un valor seguro desde hace más de 53 años. Un modelo basado en el rigor y la seguridad, con excelentes ratios de solvencia y sólidos cimientos, siendo referencia nacional de las mejores prácticas sectoriales en gestión del riesgo de crédito.

Con esta apertura, Eurocaja Rural continúa extendiendo su prudente modelo de negocio a cada vez más localidades, agrupando sus valores bajo el paraguas del “Ruralismo”.

Un negocio caracterizado por la expansión por todo el territorio nacional y la digitalización, a la vez que mantiene oficinas presenciales en pequeñas localidades donde el resto de entidades cierra.

Tal es así que Eurocaja Rural es la única entidad financiera en 42 localidades.

La cooperativa de crédito forja relaciones estables y duraderas con sus clientes, lo que se traduce en casi 14 años de permanencia media en Eurocaja Rural, el doble que la media del sector.