Este sábado, el Coro Voces de Sigüenza interpretará la zarzuela 'Adiós a la Bohemia'Bajo la dirección musical de Manuel Valencia y con Mabel González como directora de escena, el Coro Voces de Sigüenza, que integran Montserrat Rodríguez, Belén López, Victoria Guijarro, Mayte Prado, Margarita Moreno, Carmen Martínez, Ángela Tamayo, Inmaculada Ascaso, Paloma Mantilla, Zoila Paradela, Teresa Cosín, Jaime Gómez, Lola Cruz, Alberto de Mingo, Antonio López, Javier Vázquez, Juan Lizasoain y Octavio Puertas va a interpretar este sábado la zarzuela ‘Adiós a la Bohemia’, de Pablo Sorozabal, que no es una “zarzuela” al uso.

La miseria, la desesperanza empapada en alcohol de los artistas fracasados protagoniza ‘Adiós a la Bohemia’, único ejemplo de “existencialismo” en la lírica española. El texto de Baroja, casi literal con respecto a su cuento ‘Caídos’, muestra una amplia gama de registros: desde la ironía al lenguaje más exquisito, pasando también por la agudeza realista.

Sorozabal, por su parte, acierta completamente alternando todos los ritmos tradicionales de la época (chotis, habanera, tango, pasodoble…) magistralmente tamizados por modernas y sofisticadas armonías que van mellando el ánimo del espectador, expresando el drama en toda su crudeza.

El argumento relata la larga noche en que Ramón –consciente de que va a poner fin a su vida- decide emplear sus últimas horas en despedirse de Trini, el gran amor de su juventud lejana. Trini, que nunca sospechará el amargo final de Ramón, ya no es la adolescente angelical que él recordaba. Su belleza está marchita, su carácter se ha endurecido y hace ya demasiados años que se vio abocada a la prostitución. Sin embargo es la última esperanza de Ramón, lo único que podría atarle a la vida.

El espectador es pues, privilegiado testigo de un emotivo adiós preñado de recuerdos, reproches y melancolías. Sorozabal dijo una vez que “Adiós a la Bohemia es lo mejor que he escrito”. “Muchos así lo suscribimos. Esperemos hacerle justicia”, afirma el director musical, Manuel Valencia.

Al finalizar la función se servirá una copa de cava, cortesía de la Asociación de Empresarios de Sigüenza. La actividad forma parte de la programación cultural del Ayuntamiento de Sigüenza.