Emotiva despedida de Martínez Guijarro “Esté donde esté, siempre podréis contar conmigo y estaré en deuda con este partido”
Se despide como secretario general del PSOE de Cuenca tras casi 14 años

El responsable socialista ha expuesto durante el 13º Congreso Provincial la Memoria de Gestión de la Ejecutiva saliente, que ha sido aprobada por unanimidad. En su intervención ha hecho especial hincapié en la necesidad de la lucha contra la despoblación, que “tiene que ser el tema crucial al que nos dediquemos durante los próximos años”.

 “Esté donde esté, me dedique a la política o no, siempre estaré en deuda con este partido y siempre podréis contar conmigo para trabajar por este partido, por esta provincia, por esta tierra, que es mi tierra”. Así se ha despedido José Luis Martínez Guijarro, quien finaliza su mandato tras casi 14 años como secretario general provincial del PSOE de Cuenca.

Una emotiva intervención en la que ha expresado su agradecimiento por haber ostentado este cargo, añadiendo que “estoy encantado de haber sido secretario general”.

Así lo ha señalado durante su intervención en el 13º Congreso Provincial para exponer la Memoria de Gestión de la Ejecutiva saliente, que ha salido adelante por unanimidad. Una gestión, ha explicado, que tuvo un momento de inflexión tras las elecciones de mayo de 2015, con el cambio de Gobierno regional.

Como tal, ha puesto en valor las medidas que se han ido implantando de recuperación de servicios públicos y reversión de los recortes ejecutados durante la legislatura de Cospedal. En este punto ha resaltado especialmente el haber logrado introducir dentro de la agenda política, incluso nacional, la lucha contra la despoblación, que ha calificado como “el mayor problema con diferencia que tiene esta provincia”. De hecho, ha afirmado que “tiene que ser el tema crucial al que nos dediquemos durante los próximos años”.

Martínez Guijarro ha mostrado su confianza en que la estrategia puesta en marcha a través de las zonas de Inversión Territorial Integrada (ITI) dé resultados a medio y largo plazo. Y se ha mostrado convencido de que para resolver este problema, que haya vertebración territorial y “gente en el territorio”, además de tener servicios públicos, infraestructuras y empleo estable y de calidad, quienes residen en los pueblos deben tener ventajas fiscales.