El  servicio público de Teleasistencia del Gobierno de Castilla-La Mancha  incrementó en 9.709 personas sus usuarios durante el pasado año, hasta llegar a las 47.581 personas mayores atendidas en toda la región.