La diputada regional socialista apunta que si el pasado verano, en que los embalses “tenían más agua que ahora, fue realmente duro”, el próximo “será totalmente desolador”. Está claro que el Gobierno en funciones de Rajoy “da así sus últimos coletazos en su intento de asolar nuestra tierra”.