El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal ha participado en la Jornada celebrada en la UIMP y organizada por la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para presentar el proyecto definitivo para disminuir el riesgo de inundación en Cuenca y por tanto los posible daños, a la vez que mejora los ríos Júcar y Moscas a su paso por la ciudad, adaptándolos a fenómenos extremos por el cambio climático (Plan PIMA).

Mariscal avanza que el proyecto de la CHJ para los ríos Júcar y Moscas mejora el uso social y disminuye el riesgo de inundaciones
⦁ El presupuesto de este proyecto es de 2 millones de euros y contempla la restauración y regeneración de aproximadamente 20 hectáreas de ribera de los ríos Júcar y Huécar, y 2 kilómetros de nuevos caminos y sendas peatonales

Mariscal ha destacado que este proyecto pone de manifiesto la colaboración del Ayuntamiento y del Gobierno de España, a través de la CHJ y del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, (MAPAMA), puesto que el Consistorio pone a disposición de la CHJ una serie de parcelas para la realización del proyecto del que se va a beneficiar toda la ciudad, pero especialmente los barrios de la Fuente del Oro y Cañadillas.

El presupuesto de este proyecto es de 2 millones de euros y contempla la restauración y regeneración de aproximadamente 20 hectáreas de ribera de los ríos Júcar y Huécar, creando 2 kilómetros de nuevos caminos y sendas peatonales, talanqueras y puestos de pesca.

Incluye un nuevo corredor verde junto a los ríos que permitirán el paseo y la práctica deportiva que se unirán a los ya existentes en el Parque Fluvial, Paseo del Huécar y Recreo Peral.

El alcalde ha avanzado que  el Ayuntamiento tiene previsto, completar estas actuaciones con su Estrategia DUSI ‘Construyendo Juntos Nuestro Futuro’; mejorando la conexión de parques, zonas verdes y de ribera para enriquecer uno de los grandes activos de Cuenca: La naturaleza; los ríos con su bosque de ribera, pinares, la Serranía; fomentando de esta manera el incremento de visitas al entorno natural de la ciudad y aumentando la integración del paisaje y la actividad humana y la calidad urbana de los barrios limítrofes al río

La línea de actuación surge para revalorizar la Zona Centro, mejorando los espacios verdes para devolver a este ámbito su antigua centralidad y generar un impacto positivo sustancial en el área en el medio-largo plazo.

Este proyecto supone un gran esfuerzo interadministrativo y un gran esfuerzo que se está haciendo en planificación estratégica de la ciudad, para poner fin a una forma feroz de hacer urbanismo, de hacer mal las cosas, de las que se deben extraer conclusiones y cuyas consecuencias aún hoy se están sufriendo.

Junto a la potenciación del uso social y disfrute de la población, se retranquearán y construirán motas y taludes; la retirada de escombros y residuos existentes en la zona, adecuación y restitución topográfica, conformación de cauces de alivio bajo la Ronda Oeste y la construcción de escolleras en la N-400 y mejora de la sección hidráulica.

En el proyecto se analizan las edificaciones existentes en la zona urbana, como: Huertas de La Alameda, Puente de San Julián, el complejo sanitario-residencial La Alameda, el Parque Municipal de Bomberos y Protección Civil, Recinto Ferial, Bosque de Acero, entre otros.

A esta Jornada también han asistido por parte del Ayuntamiento de Cuenca, el teniente de alcalde de Urbanismo, Julián Huete; el teniente de alcalde de Seguridad y Servicios a la Ciudad, Pedro J. García Hidalgo; el jefe del Servicio de Obras, Ángel Leiva y otros técnicos de diferentes servicios municipales.