Tanto los representantes del PP en el Consejo de Administración de la Radio Televisión Pública de Castilla-La Mancha (CMM), como los miembros de la Comisión de Control del Ente en las Cortes regionales insisten en el enorme despilfarro del dinero público que está suponiendo la gestión de la directora del CMM, Carmen Amores, al frente de la radio y la televisión públicas de nuestra región.

El PP insiste en el despilfarro de la Televisión pública regional y en su fracaso en su apuesta por las productoras externas
• Durante la Comisión de Control, celebrada el pasado martes, Velázquez recordó que el programa de la presentadora Teresa Viejo “El lado bueno de las cosas” no ha llegado ni al 10% de audiencia, situándose en su última edición en el 6,1, cuando cada programa tiene un coste de 42.000 euros de dinero público por emisión

Durante la Comisión de Control, celebrada el pasado martes, el diputado Carlos Velázquez recordó que el programa de la presentadora Teresa Viejo “El lado bueno de las cosas” no ha llegado ni al 10% de audiencia, situándose en su última edición en el 6,1, cuando cada programa tiene un coste de 42.000 euros de dinero público por emisión.

“Lo más grave es que la directora se comprometió a retirar el programa de la parrilla si no funcionaba y ahora dice que hay que respetar el contrato de ocho programas, pero el dinero ya está despilfarrado, más de 330.000 euros que pagamos todos los castellano manchegos”, añadió Velázquez

También en el transcurso de la reunión del Consejo de Administración, celebrada el pasado 27 de febrero, la consejera popular Mª Carmen Martín hizo mención al fracaso de la “gran apuesta” de Amores por la que en su día fue su jefa, Teresa Viejo, y por otros programas como “Tercera pantalla”, cuya audiencia no alcanza el 3% y que en tres temporadas ha tenido un coste de 204.477 euros.

“No existe un ejemplo, un solo caso de otra televisión que renueve temporada tras temporada un programa que es un fracaso estrepitoso”, le espetó la portavoz del PP en el Consejo a Amores y añadió que “estando de acuerdo en los debates televisivos, lo que no puede ser es que los temas elegidos sean los que convienen al Gobierno regional, obviándose los graves problemas que sufre nuestra región como la Sanidad”.

Los consejeros populares pidieron  que la totalidad del programa lo realice personal de la casa “no como hasta ahora que no se sabe muy bien quién hace qué cosas, aunque lo que sí se sabe es que el dinero se lo lleva la productora ‘El Retorno’, productora en la que, curiosamente, trabajaba una asesora del vicepresidente 2º de la Junta, el podemita José García Molina”.

Asimismo, el PP ha denunciado que una prueba más de la manipulación de la televisión pública ha sido ocultar las recientes noticias sobre el amianto de Toledo y que han sido recogidas por el resto de medios regionales.

Los directivos de CMM, entre los mejor pagados de España

Y continuando con la política de despilfarro practicada por la directora del Ente, Carlos Velázquez, recordó el pasado martes que los directivos de Radio Televisión Castilla-La Mancha están entre “los directivos mejor pagados de toda España”.

En este sentido, tanto Mª Carmen Martín como el portavoz del PP en el Consejo de Administración han criticado que los “diez” directivos que dice tener CMM cobran más de 900.000 euros (905.040,49) entre todos, pero la verdad es que hay “otros 34 directivos más aunque no los consideren como tales, sino personal de confianza”, que suponen también un coste de más de 1,8 millones (1.875.818).

Velázquez lamentó que “muchos de los directivos” cobren “más incluso que el presidente regional”, y mientras tanto “tratan de racanear a los profesionales para no pagarles lo que les deben”. Ante esta última acusación, Amores se escudó diciendo que no podía pagar al personal los atrasos porque necesitaba “la autorización de la Dirección General de Presupuestos”.

Ridículo e hipocresía de Amores en la comparecencia en las Cortes

Todavía colea la sorpresa por el ridículo y la hipocresía de Carmen Amores, en su comparecencia del pasado martes en la Comisión de Control del ente regional cuando afirmó, sin ningún tipo de rubor, que ella “tiene una brecha salarial” con respecto a su antecesor en el cargo, Ignacio Villa, “puesto que él cobraba 120.000 euros” y ella “cobra 105.000”.

La presidenta del Grupo Popular, Ana Guarinos, tuvo que recordarle que el propio Villa cobraba 30.000 euros menos que su antecesor, Jordi García Candau (nombrado por el PSOE), por tanto también sufrió una brecha salarial por ser nombrado por el PP –siguiendo la ridícula argumentación de Amores- y le recordó también que el que había decidido que Amores cobrara su actual sueldo fue el actual presidente, el socialista Page.

Esta hipocresía de Amores ha sido puesta de manifiesto por los sindicatos y los trabajadores de CMM en las redes sociales durante toda la semana, como no podía ser de otra manera, donde le han respondido que se podía haber acordado de las mujeres que realizan trabajos en servicios subcontratados por CMM en labores de limpieza o de maquillaje y peluquería, que sólo cobran unos 400 euros al mes, según CGT.

Otros trabajadores también le han recordado que las mujeres operadoras de cámara en delegaciones cobran 700 euros al mes, subcontratadas desde hace 16 años por el que fuera su jefe, Jordi García Candau, y siendo ella directora de Programas en aquella época.