El portavoz de Economía y Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, José Manuel Tortosa, ha denunciado hoy que toda la deuda que existe en Castilla-La Mancha es socialista.

El PP afirma que toda la deuda que existe en Castilla-La Mancha es socialista
• Recuerda que los ejercicios 2013, 2014 y 2015 significaron el tránsito de una economía en recesión y con unas cuentas públicas en quiebra a una economía en crecimiento capaz de crear empleo y credibilidad

Tortosa ha afirmado que nadie puede dudar de la excelente gestión económica que realizó el Partido Popular en la pasada legislatura. Así se ha pronunciado el dirigente popular en la rueda de prensa previa a la comisión parlamentaria de Economía y Presupuestos que se ha celebrado hoy en las Cortes regionales.

Así, Tortosa ha recordado que cuando el PP se puso al frente del Gobierno de Castilla-La Mancha en el año 2011, se encontró con unas cuentas públicas en auténtica quiebra, una economía en recesión, una deuda desmesurada y subvenciones sin consignación presupuestaria.

La gestión económica del PP supuso el tránsito de la quiebra a la recuperación económica

Además de esto, ha indicado que la gestión del PP durante los ejercicios 2013, 2014 y 2015 supuso el tránsito de una economía en recesión, de unas cuentas públicas en quiebra y llenas de lagunas legales, hacia una economía en crecimiento capaz de generar empleo y credibilidad.

De esta manera, Tortosa ha señalado que la máxima exigencia del Gobierno del PP fue el control económico y financiero de los recursos públicos para cumplir con los objetivos de sostenibilidad y garantizar a los castellano-manchegos los servicios sociales básicos.

El Gobierno del PP cumplió con el objetivo de déficit

Por otra parte, Tortosa ha recordado que, gracias a la buena gestión económica del PP en la pasada legislatura, se logró cumplir con el objetivo de déficit en los años 2013, 2014 y 2015. Así, – ha continuado -, “al cumplir el objetivo de déficit logramos recuperar la credibilidad de las cuentas públicas de Castilla-La Mancha y se dieron los primeros pasos para luchar contra la morosidad”.

Además de esto, el anterior Gobierno del PP introdujo mecanismos de facturación por exigencia legal para que no ocurriera lo mismo que con los gobiernos socialistas que “escondían las facturas en los cajones y debían miles de millones de euros a empresas y proveedores”.

Así, Tortosa ha asegurado que en el año 2013 se cumplió con el objetivo de déficit del 1,3 por ciento, quedándose por debajo, en el 1,29 por ciento, a pesar de que la Junta tuvo que hacer frente al pago de 212 millones de euros a causa de las dos sentencias del Tribunal Constitucional que declararon ilegal el Impuesto de Actividades que Inciden en el Medio Ambiente (Idaima).

También, la Junta tuvo que hacerse cargo del pago de más de 80 millones de euros de IVA de la empresa pública Sociedad de Carreteras de Castilla-La Mancha, la cual no pagó dicho impuesto y fue reclamado por Hacienda.

Respecto al año 2014, el Gobierno del PP también cumplió con el objetivo de déficit, aunque la Junta tuvo que transformar la deuda comercial en deuda financiera y hacer frente al pago de los intereses.

Page vuelve a las andadas

Tortosa ha denunciado que Page ha vuelto a las andadas por culpa de su nefasta gestión económica, con una deuda que asciende a 14.313 millones de euros y que supone que a día de hoy cada castellano-manchego tenemos una deuda per cápita de más de 7 mil euros.