El delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha señalado que el Plan Extraordinario de Empleo impulsado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha dará empleo a alrededor de 900 desempleados conquenses de los que aproximadamente el 50% serán mujeres.

Godoy ha apuntado al empleo femenino como uno de principales retos a afrontar para conseguir la “igualdad real” entre hombres y mujeres, pues “el paro es más alto entre las mujeres, sigue existiendo una importante brecha salarial y las mujeres ocupan menos puestos de responsabilidad pese a ser mayoría en las universidades”.

Para el delegado de la Junta la mayor dificultad a la que se enfrenta la mujer para labrarse una carretera profesional tiene que ver con la falta de corresponsabilidad en el hogar, pues a menudo la necesidad de atender a los hijos o a los progenitores frena su avance. Una problemática que, a su modo de ver, “sólo se puede abordar desde el ámbito de la educación”.

No obstante, ha señalado como el principal problema a atajar el de la violencia de género, “la manifestación más cruel de la desigualdad entre hombres y mujeres”.

Godoy ha destacado el esfuerzo que ha llevado a cabo el Gobierno de Castilla-La Mancha para incrementar en un 10% el presupuesto del Instituto de Castilla-La Mancha para 2016 con el fin de avanzar en la igualdad real entre hombres y mujeres y abordar todas estas cuestiones, especialmente la lucha contra la violencia de género, fundamentalmente desde el punto de vista de la educación e incidiendo en los más jóvenes.

Asimismo, ha resaltado que el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page está trabajando ya en la elaboración de una nueva ley regional para la prevención de la violencia de género que “volverá a situar a esta región como pionera en la lucha contra esta lacra social”. Una ley que, como ha avanzado hoy mismo el presidente regional, contemplará que los niños víctimas de violencia de género que queden huérfanos por el asesinado de su madre, si bien su padre siga vivo aunque esté en la cárcel, puedan acceder a ayudas de solidaridad.

El delegado de la Junta ha hecho estas declaraciones esta tarde antes de participar en el acto institucional del Día Internacional de la Mujer organizado por el Centro de la Mujer de Cuenca y el Ayuntamiento.

Godoy ha destacado la importante red de recursos que el Instituto de la Mujer tiene en la provincia de Cuenca, donde hay doce centros de la mujer, el mayor de ellos en la capital, por lo que también es el que recibe la subvención más cuantiosa para su mantenimiento, algo más de 125.000 euros anuales.

Además, la red provincial cuenta con un el recurso de acogida que aglutina una casa de acogida, un centro de urgencias y la central de la línea 900 para víctimas de la violencia de género.Godoy y premiadas