La Junta Local de Protección Civil ha aprobado hoy, con Ángel Mariscal como alcalde-presidente, el Plan de Respuesta ‘Semana Santa 2016’  que tiene por objeto coordinar las actuaciones de todos los servicios públicos y privados que intervienen para garantizar el orden público y la seguridad ciudadana durante esos días así como reducir al mínimo los efectos de una posible emergencia.

El motivo princ

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

ipal es que durante los días en que dura la Semana Santa, la población de Cuenca, de 65.000 habitantes, puede llegar a incrementarse en hasta 40.000 personas, así como duplicar el número habitual de vehículos que circulan por la ciudad y sus alrededores, según estimaciones de la Policía Local.

Así,  se movilizarán más de 360 efectivos entre personal sanitario, inspectores de Consumo y Salud Pública, especialistas en construcciones e instalaciones, especialistas en Protección Civil, Policía Local, Policía Nacional, Bomberos, Guardia Civil, Seguridad Privada y voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja, y personal de servicios municipales, entre otros; y se establecerá el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) en las dependencias de la Policía Local de Cuenca aunque, excepcionalmente la noche del Jueves al Viernes Santo, se trasladará a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

Uno de los riesgos principales que este Plan de Emergencias contempla es el derivado de las concentraciones humanas, especialmente en momentos como el de la Bendición de las Palmas de la Procesión del Hosanna el Domingo de Ramos o el Miserere de la Procesión Camino del Calvario el Viernes Santo.

Precisamente en ambas procesiones, debido a la gran afluencia de público, se establecerán medidas especiales de control y vigilancia a en los callejones laterales de la Iglesia de San Felipe para mantenerlos despejados como vía de evacuación y que sean sólo de tránsito, y también en la Plaza Mayor para imitar un exceso de ocupación. Asimismo se reforzarán los dispositivos con seguridad privada contratada por la Junta de Cofradías y en coordinación con el Plan, y se instalará un puesto de primeros auxilios en los accesos al aparcamiento público ubicado en las inmediaciones.

La procesión de Camino del Calvario contará también con la colaboración de efectivos del Cuerpo Nacional de Policía pertenecientes a la Unidad de Protección y Reacción (UPR). Así, se desplazarán 10 desde Toledo y 17 desde Albacete. Y se instalará una barrera en la salida de la procesión de El Salvador como medida de apoyo a su trabajo a la hora de contener a los asistentes.

Este año además, como novedad y con motivo de la celebración del 400 Aniversario de la procesión, se retransmitirá en directo por la Televisión de Castilla-La Mancha. Por eso, será necesaria la instalación de vehículos especializados para tal fin en las calles Cesáreo Olivares y  Capellán Moreno el Jueves Santo por la noche. En la primera de ellas, el dispositivo obligará a que el ancho de vía para transitar quede reducido y en la segunda, se desviará el tránsito de peatones por el Jardinillo de El Salvador.

Desde la organización se pide a los espectadores que sólo ocupen el espacio destinado en las aceras, eviten cruzar durante el paso de la procesión y colaboren con las indicaciones de las autoridades. En ese sentido, desde el Ayuntamiento se lanzará una campaña informativa en medios de comunicación bajo el lema ‘Respetemos la Tradición. Hagamos Historia’.

Por otra parte, para facilitar el aparcamiento debido al gran volumen de vehículos que está previsto haya en la ciudad, como instalaciones complementarias se habilitarán una serie de aparcamientos gratuitos en las inmediaciones del Polideportivo Municipal ‘El Sargal’, de la calle Antonio Maura (en la antigua Resinera) y en los terrenos del Recinto Feria, en el centro de la ciudad; así como en el Barrio del Castillo en el Casco Antiguo, en los Barrios de Fuente del Oro y Cañadillas, y en los Polígonos residenciales de ‘Villa-Román’. Algunos de los cuales ya ha empezado a señalizar la Policía Local.

En relación a los evacuatorios, desde el viernes 18 hasta domingo 27 de marzo habrá instalados catorce evacuatorios provisionales que permanecerán abiertos todos los días 24 horas en la Plaza de Los Carros, en la calle Cesáreo Olivares, en la calle Severo Catalina, en la calle Julián Romero y en la calle Obispo Valero, que tendrán una limpieza diaria.

En cuanto a los evacuatorios fijos, se abrirían los del Parque de San Julián y la Plaza Mayor, con un horario adaptado al de los desfiles procesionales y los momentos de mayor aglomeración de personas, y contarán con una persona encargada del mantenimiento y la limpieza.

Como en años anteriores, el Plan también contempla la realización de controles de alcoholemia y drogas entre los conductores durante la Semana Santa, especialmente entre la noche del Jueves Santo y la mañana del Viernes Santo, tanto en el casco urbano como en las vías de acceso a Cuenca.

Además, se han paralizado las obras que el Consorcio Ciudad de Cuenca está ejecutando en el Casco Antiguo como son las de la Bajada a Las Angustias; las de la Calle Canaleja, que no se reabre al tráfico; las de la calle Santa Lucía y las Iglesia de Santa Cruz, de las que se ha retirado el material para despejar la vía pública. En cuanto a las de la Plaza de Mangana, los trabajos de desmontaje de las grúas finalizarán el próximo 17 de marzo.

Otras cuestiones que se detallan en este Plan son las medidas preventivas y de respuesta en caso de emergencia, los recursos materiales y humanos disponibles, la colaboración con los servicios de emergencia, los puestos de socorro y primeros auxilios, el acotamiento de zonas restringidas y de canalización de masas, la regulación del tráfico, etc.

En la elaboración del Plan de Respuesta, que se implanta por segundo año consecutivo dado el buen resultado que obtuvo en 2015, han participado desde el concejal del Área de Seguridad a la Ciudad, Pedro J. García Hidalgo, hasta responsables municipales de Bomberos y Protección Civil, Obras, Infraestructuras y Movilidad, Medio Ambiente, Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Cruz Roja, personal de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de áreas como sanidad, o la Junta de Cofradías de Cuenca, entre otros.

Además, cabe resaltar que el Ayuntamiento ha llevado a cabo una serie de acciones como la limpieza,  el mantenimiento del mobiliario urbano, la reparación de la pavimentación de algunas vías de la capital, la poda de árboles en zonas del recorrido de las procesiones, la señalización o la revisión de fachadas y tejados por parte de los diferentes servicios municipales en las inmediaciones de los recorridos de los desfiles procesionales para que todo esté preparado de cara a la Semana Santa de Cuenca, fiesta declarada de Interés Turístico Internacional, en un año además especial para la ciudad por la conmemoración del XX Aniversario de la Declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad.